¿Té o café?

A pesar de que la cultura del café está fuertemente asentada en España, el té está ganando cada vez más popularidad. Pero ¿gozan estas dos bebidas de los mismos beneficios?

nicaragua café

¿Por qué es bueno?

El té es particularmente rico en epicatequinas, unos antioxidantes muy potentes de la familia de los flavonoides que ayudan a protegernos de diversas enfermedades .Entre los diferentes tipos de té, el té verde es el más interesante porque contiene galato de epigalocatequina (EGCG), un antioxidante muy potente que ofrece un excelente efecto protector y no se encuentra en tales cantidades en ningún otro vegetal. Huelga decir que, obviamente, otros tipos de té también resultan muy interesantes para la salud.

Gracias a la presencia de flavonoides, el té ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares puesto que sus moléculas favorecen el flujo sanguíneo y la flexibilidad de las arterias. A partir de 3 tazas de té verde al día, se reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular en un 36 % (13 % con té negro). Los flavonoides también estarían asociados con una menor disminución del rendimiento intelectual con la edad.

Por último, los flavonoides permiten prevenir la oxidación del colesterol LDL. De hecho, se debe recordar que es la oxidación del colesterol lo que plantea un problema mayor que su cantidad, ya que el colesterol oxidado contribuye a la formación de placas en las arterias.

Nota: el rooibos es una infusión que no contiene teína. Esta planta también contiene antioxidantes, pero en una magnitud mucho menor que en el té.

Teína y cafeína ¡son lo mismo!

Contrariamente a la creencia popular, la teína y la cafeína corresponden a la misma molécula. Por lo tanto, no hay diferencia entre ambas, y gozan de nombres distintos simple y llanamente por razones históricas.

Así pues, al igual que el café, el té contiene cafeína y ayuda a estimular el cerebro, ofreciendo variados beneficios sobre la atención y el estado de alerta, la reducción de la fatiga o, incluso, el incremento de la memoria (ver más abajo).

De media, hay de 3 a 4 veces menos cafeína en una taza de té que en una taza de café; sin embargo, este contenido puede variar según el origen del té o del café y el método de infusión.

Por otro lado, el organismo asimila mejor la teína, y los taninos presentes en el té ralentizan la asimilación de la cafeína. Es por eso que el té estimula sin provocar esa excitación repentina que señalan algunas personas al consumir café.

¿Hay que evitar el té si se tiene una deficiencia de hierro?

Se ha demostrado que los taninos del té contribuyen a una menor absorción del hierro. A causa de ello, cuando se consume con las comidas, el té puede impedir el 60 – 70 % de la absorción normal de hierro, tanto en lo que respecta al té negro como al té verde, indistintamente.

Aquellas personas que sufren deficiencia de hierro deben evitar beber té durante las comidas para que el hierro obtenido a través de los alimentos no se vea mermado por los efectos del té. Se recomienda, por ello, esperar un mínimo de 2 a 3 horas para consumir té después de las comidas.

En práctica

En resumen, aquí hay algunos consejos para elegir y consumir té:

Evitar llevar el agua a ebullición

Para favorecer la extracción de catequinas, lo ideal es infusionar el té a 85 °C (esta es la temperatura recomendada por cuestiones nutricionales y no de sabor).

Elegir té orgánico

En el cultivo del té se utilizan muchos tratamientos con fungicidas y pesticidas que dejan rastros en el producto final. El té orgánico, aunque no escape completamente a este tipo de agentes, permite consumir un té menos contaminado en general.

Consumir al menos 2 tazas de té al día

Para que se puedan apreciar realmente los efectos beneficiosos del té, se deben consumir al menos dos tazas al día e, idealmente, cuatro tazas.

Escoger el té en hojas

Se recomienda evitar las bolsitas de té en polvo, que son de menor calidad y se ven más afectadas por la contaminación con pesticidas y metales pesados (especialmente aluminio y flúor).

No olvidar hidratarse también con agua

Durante el día, se debe beber agua porque el té en dosis altas puede tener un efecto diurético.

Permitir que el té se infunda durante, al menos, 5 minutos

Esta es la duración adecuada de la infusión del té para que se liberen las catequinas en la mayor medida posible, si bien puede hacer que el té presente un sabor amargo.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario