Islas de la Laguna de Venecia, tres tesoros dignos de visitar

0
683
views

Una excursión en vaporetto nos acerca hasta las cercanas islas de Murano, Burano y  Torcello. Tres tesoros dignos de visitar al norte del Adriático.

burano venecia2 - Islas de la Laguna de Venecia, tres tesoros dignos de visitar

¿Sabías que Venecia se extiende sobre un conjunto compacto de 118 islas sumamente próximas, unidas por 160 canales? Empezamos nuestra excursión por Murano (desde Venecia se puede llegar hasta ella en los vaporettos 41, 42, 5 y 18), quizás la más famosa de las islas de la laguna y una de las más atractivas entre los visitantes por sus fábricas de vidrio artesanal, un oficio que ha ido pasando de padres a hijos. En la ruta hacia Murano, el vaporetto pasa por delante de la Isla de San Michele, que actualmente constituye el cementerio de Venecia. Merece la pena dedicar los 20 – 30 minutos necesarios hasta el siguiente vaporetto para visitar la iglesia y el monasterio adyacente. El edificio actual, proyectado en 1469, fue el primer edificio eclesiástico construido en Venecia durante el Renacimiento, y es uno de los más bonitos.

Una vez llegados a Murano, en la isla es obligado visitar los famosos hornos, la basílica de San Donato, uno de los principales ejemplos de estilo veneciano-bizantino del siglo XII, y, por supuesto, el museo del vidrio. El recorrido principal sigue la “Fondamenta dei Vetrai” y la “Fondamenta di Manin”, repletas de atelier y galerías de objetos de arte en cristal. Si hay tiempo, es recomendable visitar  una de las fábricas principales y otra más pequeña de gestión familiar. En el nº 15 de la Calle Miotti se encuentra la Vetrería Artística de los hermanos Pitau (Fratelli Pitau s.n.c.), un lugar con encanto en el que parece que se haya parado el tiempo. Todo (la maquinaria y las herramientas de trabajo) es auténtico y conserva el encanto de otra época. La fábrica se puede visitar, previa reserva, e incluso presenciar el proceso de “soffiatura” (soplado) y fusión del cristal. Es extraordinario ver cómo los maestros vidrieros introducen una caña de hierro en la  masa de vidrio fundido, meten esta en el interior de un horno incandescente y extraen una bola de material ardiente; soplando en la otra extremidad del tubo, con la sola fuerza de los pulmones y la maestría de los movimientos, consiguen transformarla en una maceta, en un ramo de flores o en una figura.

murano venecia 1 - Islas de la Laguna de Venecia, tres tesoros dignos de visitar

Entre las vetrerías más grandes está la Fábrica Signoretti (www.signoretti.it), que cuenta con una amplia galería de arte donde exhiben piezas de artistas de fama internacional. Y en el Signoretti Murano Venetian Glass Center se cruzan emociones, cultura, tradiciones, perfumes, arte y poesía. La empresa y la familia Signoretti constituyen un auténtico punto de referencia de una Venecia viva, capaz de ofrecer a sus visitantes refinados productos artesanales y, sobre todo,  una auténtica dimensión de la ciudad.

Siguiendo con nuestro itinerario, al final de la “Fondamenta de Manin” se llega a campo S.Stefano y su Torre del Reloj del siglo XIX. Desde Campo S.Stefano, cruzando el puente que lleva al otro lado del canal, se llega a la “Chiesa di San Pietro Martire”, que cuenta con preciosas obras de arte de Bellini, Tintoretto y Veronese. Al final de la visita se puede degustar un buen vino en una de las pequeñas “osterias” o una comida en una de las numerosas “trattoria” de la isla.

Burano

Para llegar desde Murano, hay que acudir a la parada Faro y coger la línea LN. Solo se tarda media hora hasta el muelle principal. Durante el trayecto es posible hacer una parada en Mazzorbo, pequeña isla en la que se encuentra una interesante iglesia de estilo románico-gótico y un convento. Una de las campanas del campanario fue fundida en el año 1318.

Burano es conocida por sus coloridas casas y, sobre todo, por sus encajes de hilo, “el más noble y más italiano”. Los encajes fueron antiguamente fuente de prosperidad para esta isla, y desde ella se difundió la producción artesanal de los encajes en todo el mundo.

burano venecia2 2 - Islas de la Laguna de Venecia, tres tesoros dignos de visitar

De camino hacia la plaza principal, donde está la Iglesia de San Martino, se puede asistir a una demostración de bordado de los encajes hechos a mano en “Dalla Lidia Merletti” (Via Galuppi 215, www.buranolace.it). Merece la pena visitar la tienda y su museo de encajes, que cuenta con piezas artesanales de toda Europa.

Desde la Plaza Central se pueden recorrer las fondamentas de los canales principales, pero sin dejar de pasar por las calles laterales y entrar en los porches de piedra, pasando de zonas llenas de turistas a rincones escondidos y descubriendo así partes sorprendentes y coloridas de la isla.

La isla ofrece buenos restaurantes y buen vino para acompañar; hasta existen unas galletas especiales a forma de S que se cuelgan al borde del vaso para empapar en el propio vino.

Torcello 

En tan solo cinco minutos desde Burano llegamos a nuestra última parada, Torcello, una isla en la que actualmente residen solo veinte habitantes.

Torcello, que puede ser considerada un paraíso de tranquilidad, fue la isla en la que desembarcaron en el 453 d.C. los primeros prófugos que huían de las hordas de Atila. Fueron ellos quienes fundaron una gran ciudad, y luego la isla continuó creciendo gracias a la valiosa manufactura de trapos de lana y a la importancia de ser sede eclesiástica.

Desde la estación del vaporetto, caminando por la fondamenta principal hasta el otro lado de la isla, se llega a las iglesias de Santa María Assunta y de Santa Fosca. Ambas merecen una visita. Reservando es posible acceder al campanario, que ofrece unas magníficas vistas de toda la isla y de la vecina Burano. También hay que pasar por el llamado Puente del Diablo y hacerse una foto en el Trono de Atila.

No dejes la isla sin degustar una deliciosa comida en la “Osteria Al Ponte del Diavolo”, que ofrece, en un ambiente rústico pero elegante, refinados platos de la laguna véneta.

laguna venecia 1 - Islas de la Laguna de Venecia, tres tesoros dignos de visitar

Dónde comer

Algo muy popular entre los venecianos a la hora de comer son  los cicchetti, “tapas” a base de pescado, verduras y embutidos. Suelen tomarse a la hora de comer o antes de cenar acompañados con un vino de la zona (por ejemplo, elprosecco) o con una bebida típica veneciana llamada spritz, a base de vino blanco + soda + Aperol o Campari. Pruébalos en “La Rivetta” (en S. Polo, 1479) o en “Cantina Do Mori” (Sestiere San Polo, 429), ambos en Venecia.

En Murano puedes optar por el restaurante Da Tanduo, decoración agradable, mesas con vista a los canales y amplia variedad de platos de pescado y carne (incluyendo especialidades venecianas).

En Burano te recomendamos el restaurante Da Romano, conocido por su risotto y por los platos de pescado cocinados según antiguas recetas cocina veneciana.

En Torcello destaca el restaurante Osteria Al Ponte del Diavolo. No te pierdas los Fettuccine all’uovo con capesante e funghi freschi (pasta fresca al huevo con vieiras y setas frescas) y, de postre, Le Lingue di Gatto con panna e fragole(galletas caseras típicas venecianas con nata montada y fresas).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here