Desde Serbia con amor

0
715
views

Llegué a Belgrado en un día radiante de sol, con nubes de algodón que circulaban por el espacio favoreciendo las fotos de paisajes, los días eran perfectos para disfrutar captando imágenes con mi cámara.

Serbia aper 1 - Desde Serbia con amor

Visitamos la fortaleza Kalemegdan, situada en el centro de la ciudad de Belgrado en la misma confluencia de los ríos Sava y Danubio. Este complejo histórico-cultural, además es un parque zoológico, guardería, lugar donde se encuentran los enamorados, refugio de los pensionistas y escenario de múltiples eventos de música y teatro.

Es el sitio ideal donde los sábados y los domingos los habitantes de Belgrado, pasean, charlan con sus conocidos e intercambian experiencias.

Fortaleza Kalemegdan 1 - Desde Serbia con amor

A lo largo de su historia de guerras y conquistas fue vuelta a construir, por celtas, romanos eslavos, por los turcos con el Sultán Soleimán el Magnífico al frente. Fueron los turcos, que admirados por la importancia estratégica y su belleza le dieron el nombre de “FacirBayir” el monte para la meditación. En 1717, Eugenio de Saboya al frente de los austríacos, llevó a cabo la gran reforma según el proyecto de NikolaDoksatDemoret.

Se nos hizo tarde y paseando llegamos a la vibrante calle peatonal, KnezMihallova, esta vía comercial es el auténtico corazón de Belgrado. Un joven tocaba su violín y pude captar una bonita imagen del concierto que ofrecía a los viandantes.

C.Knez Mihallova Belgr 1 - Desde Serbia con amor

Los mejores restaurantes y cafeterías se encuentran en esta zona, animados por el colorido de pinturas expuestas en la calle. Nuestra guía nos llevó al barrio bohemio con los sofisticados cafés y restaurantes de Skardarlija. Nuestro destino terminó en el restaurante SesirMoj, con música en vivo y una variedad de carnes, quesos y vino que hizo las delicias de nuestros cansados cuerpos.
A la mañana siguiente antes de emprender nuestro viaje, visitamos la San Sava, la segunda iglesia ortodoxa más grande del mundo.

Nuestra primera parada era Topola, se encuentra a 80 km al sur de Belgrado, en un tiempo fue centro administrativo y político de Serbia. Karadjordje Petroviclo eligió como base para liberar al país de los otomanos en 1804, la ciudad fortificada fue destruida en 1877 bajo el reinado de la dinastía Obrenovic. La residencia de Karadjordje fue convertida en museo donde se muestran todos sus efectos personales (www.oplenac.rs).

Situada en lo alto por encima de Topola en Oplenac Hill se encuentra la iglesia de San Jorge y el mausoleo de la familia Karadjordjevic, el complejo es uno de los más emblemáticos de esa parte de Sumadija.

Iglesia de San Jorge de Topola 1 - Desde Serbia con amor

Grata fue nuestra sorpresa que en esa fecha (octubre), se celebrara la Fiesta de la Vendimia, con diversos bailes tradicionales y un sinfín de actuaciones.

Nuestro viaje seguía y nuestro próximo destino era Zlatibor, que se encuentra en la parte occidental de Serbia a 240 km de Belgrado. Este complejo turístico tiene un microclima muy especial aquí, hay una gran cantidad de días soleados durante el año (más de 200), y la “rosa de los vientos” está floreciendo exactamente sobre Zlatibor, famoso como un spa al aire libre, donde los arroyos de montaña y el mar chocan. Los veranos son calurosos y los inviernos son suaves. Llueve con relativa frecuencia y hay nieve de octubre a mayo.

DSC 9151 1 - Desde Serbia con amor

En invierno los esquiadores podrán disfrutar de sus suaves laderas y con un remonte de 250 metros de longitud. Es el lugar con más tradición turística en Serbia. Al anochecer, visitamos su centro comercial y el lago que se abría ante nosotros, con múltiples reflejos en sus tranquilas aguas.

A la mañana siguiente visitamos la etno-aldea “Drvengran” (ciudad de madera). Todas las ideas provienen del célebre cineasta Emir Kusturica, que para las necesidades de su película “La vida es bella”, construyó una pequeña ciudad como escenografía.

Ãtnoaldea de Emir Kusturica Drvengrand 75 9474 - Desde Serbia con amor

Drvengrad es una villa de cuento de hadas. Tiene todo lo que necesita una ciudad, parece como si en ella el tiempo se hubiese detenido. En este poblado único, los turistas pueden pasar la noche o sus vacaciones. La Fundación para la Arquitectura de Bruselas Philippe Rotthier ha proclamado esta ciudad de madera la mejor creación en Europa en la primera década de este siglo. A partir del año 2008 se celebra cada año el festival de cine que Emir Kusturica denominó Kustendorf. Su idea fue crear un evento no comercial dedicado al cine en el que se congregan destacados cineastas mundiales y estudiantes del séptimo arte.

No podíamos faltar a nuestra cita con El Sargan Eight (ferrocarril de vía estrecha) que va desde el pintoresco pueblo de MokraGora a la estación de Sargan, el viaje es sobre una vía en forma de 8, de ahí su nombre, es un paseo agradable, relajante y pintoresco.

La distancia que nos separaba de nuestro próximo destino NoviSad, era cerca de 300 km y llegamos ya de noche. Nos hospedamos en el Hotel Centar (www.hotel-centar.rs) y nuestra guía nos llevó a conocer la ciudad de noche.

Numerosos bares, cafeterías y restaurantes animaban las calles y plazas . El ambiente era muy agradable, como la noche era cálida las terrazas estaban llenas de gente que charlaban alegremente, una ciudad que al momento me pareció muy acogedora. Ya había oído que NoviSad es un ejemplo sobresaliente de lo que la tolerancia y el comercio pueden hacer.

Ayuntamiento de Novi Sad 9713 1 - Desde Serbia con amor

Desde el año de 1748, regentaba la ciudad un Magistrado, elegido libremente. En aquel entonces, la ciudad tenía poco más de 4.000 habitantes, quienes habían acordado que en las funciones directivas de la ciudad se alternasen ortodoxos y católicos. A inicios del siglo XIX, el reformador de la ortografía serbia, VukStefanović Karadžić, dijo que NoviSad era el mayor municipio serbio del mundo. En la gran revolución europea de 1848, la ciudad fue bombardeada y devastada. Su reconstrucción tardó años, y se hizo aplicando a los edificios el estilo barroco, por lo cual en la segunda mitad del siglo XIX se le llamó la Atenas serbia. Después de la I Guerra Mundial y de la ruina de la monarquía austrohúngara, en 1918, NoviSad y la totalidad de Vojvodina entraron en la composición de Serbia.

El Danubio y la Fortaleza de Petrovaradin del siglo XVII son los símbolos emblemáticos más importantes de la ciudad.

Fortaleza dePetrovaradin 9650 1 - Desde Serbia con amor

Más tarde paseamos por las calles de NoviSad, quedé maravillado de sus edificios fotografiándolos, sus calles llenas de terrazas, donde la gente aprovechaba para los últimos rayos de sol del otoño. Fue una lástima marcharnos aquel mismo día, NoviSad era una ciudad que se merecía más atención por parte nuestra. Sin embargo no nos podíamos detener, Belgrado nos esperaba para pasar la última noche en el suntuoso Hotel Metropol Palace. Un hito imborrable, con vista a Tasmajdan Park en el centro de la ciudad. Los lugares históricos, los museos de renombre mundial, los establecimientos de compras de primer nivel y la estimulante vida nocturna se encuentran a solo unos minutos (www.metropolpalace.com).

Las pocas horas que nos quedaban del último día de nuestra visita a Serbia las pasamos comprando en Knez Mihallova, la vía comercial donde están todas las marcas de categoría mundial, mezclándose con pequeños comercios.

La cena fue el broche de oro en este viaje. En el restaurante Reka, con música en vivo y atiborrado hasta la bandera, degustamos el pescado del Danubio y a mí goloso como soy, me llevaron un exquisito postre de helado y cremas (www.reka.co.rs).

Nada más terminar la cena, el conjunto que amenizaba subió el volumen y las mujeres se levantaron de sus sillas y empezaron a bailar. A nuestro lado había dos chicas que no pasarían de los 25 años y también se animaron y empezaron a bailar delante de nosotros. No pudiendo resistir las fotografié, hablaban muy bien español y las seguí fotografiando entre saltos de baile y carcajadas. Al terminar me dijeron que se llamaban Ana y Mariana, en la última foto cuando nos marchábamos me lanzaron un beso, con una frase en serbio, “Из Србије с љубављу”. La guía Simonida  Popov  me la tradujo, “Desde Serbia con amor”.

Desde Serbia con CariÂo 9925 - Desde Serbia con amor

Texto y fotos: Julián Guisado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here