Aruba, perfecto viaje de novios con estilo

El viaje de vuestra vida merece lujo y buen gusto: Aruba os lo pone en bandeja La sonrisa con la que te reciben, la agradable brisa que caracteriza la isla y el paisaje paradisiaco os darán la bienvenida.

Aruba

Los arubianos son conscientes de lo que tienen. Lo miman y lo comparten. La sonrisa con la que te reciben, la agradable brisa que caracteriza la isla y el paisaje paradisiaco os darán la bienvenida; en ese momento sabréis que habéis acertado.

Aruba cumple todas vuestras expectativas y además esconde secretos únicos. Un paraíso romántico, lujoso y feliz se combina con un paraje interesante por su cantidad de opciones y su multiculturalidad. Podéis dejaros querer y relajaros, pero, además, podéis ahondar en sus rincones más inquietantes.

En la zona de hoteles y resorts disfrutareis del buen gusto que caracteriza la isla. Una buena jornada de relax comenzaría con un estupendo desayuno en Mulligan’s, en Divi Village; el farmer’s omelette o el petite brunch que sirven os darán la energía suficiente para disfrutar de su campo de golf de 9 hoyos, el “Divi Links”. Después podéis pasear por las playas de Palm Beach, cuidadas al milímetro, y hacer fotos de las fantásticas vistas que se aprecian desde el Faro de California. Vestíos de colores llamativos y entrad a la Granja de las Mariposas, se sienten atraídas por los tonos fuertes y no se resistirán a posarse en vuestra ropa. La Capilla de Altovista es otra parada encantadora, con un aspecto similar al de una casita de muñecas, esta pequeña iglesia es la primera construcción católica y data de 1750, aunque hoy en día está muy reformada. La guinda para un día como este podría ser una cena en el Hotel Radisson. A la orilla del mar, entre antorchas y velas os acompañará una exquisita selección de cocina internacional.

Una vez que hayáis reposado y os hayan cuidado, la Isla Feliz os abre el resto de sus puertas para que os llevéis la auténtica experiencia arubiana en vuestro recuerdo. Una luna de miel es una buena ocasión para la diversión que proporcionan los deportes acuáticos. Podéis practicar el windsurf o el kitesurf en Fishermen’s, una playa solitaria frecuentada por la población autóctona. Allí encontrareis tanto la opción de alquilar el equipo como la de recibir vuestra primera lección.

Tras las horas de sol y vela, merecéis una buena comida de la tierra.  El restaurante “Nos Cunucu” os ofrece la gastronomía más auténtica. En su agradable porche podéis disfrutar de la polenta con queso gouda, el “awa di playa” (sopa ligera de pescado), los camarones y el pan típico de la isla, el Bati; todo ello acompañado de una refrescante limonada natural.

El Museo Histórico de Aruba, el Museo del Aloe Vera o el Museo Arqueológico os muestran profundamente la identidad y la apasionante historia de la isla. La arquitectura, típicamente colonial pero teñida de tonos caribeños, crea un paisaje urbano encantador que, unido al sonido del papiamento (la lengua autóctona), deja claro la particularidad de este rincón del Caribe.

Las tiendas más chic os esperan en el Renassaince Mall, junto al puerto de Oranjestad (la capital). Cartier, Yves Saint Laurent, Louis Vuitton, Ralph Lauren… Aruba te enseña su cara más lujosa. Combina el shopping internacional con las tiendas locales de la calle Betico Croes, que recibe el nombre del político más comprometido con la independencia de Aruba.

Turistas y arubianos se divierten juntos en la escena nocturna de la isla; una deliciosa cena en el 7 West y un cocktail en el Hard Rock son una opción estupenda para disfrutar en pareja. Si el cuerpo además os pide discoteca, Rain os recibirá con los brazos abiertos. Para los más atrevidos, el Señor Frog: tiene un tobogán en su interior que cruza el local y cae a una piscina.

El sur de la isla es un territorio menos conocido pero de visita obligada. Alquilar un coche es una buena idea para conocer lugares como el Baby Bridge (puente natural sobre el mar). De camino disfrutaréis de un original paisaje costero cubierto de rocas volcánicas y de la ruina del Melt Place (horno gigante donde derretían oro).

Cactus, divis, aloe vera… El Ayo Park os enseña la vegetación típica de Aruba y, además, esconde misteriosas pinturas rupestres de las que aún se desconoce a qué época pertenecen. Parad y daos un baño en la playa “La laguna española”, de poca profundidad y muy tranquila, ideal para hacer snorkeling.

Antes de llegar a San Nicolás, podéis comprar el mejor pescado fresco de la isla en Zeerover, un pueblecito de pescadores con un mercado famoso por su calidad. Y cuando por fin lleguéis a la ciudad, os merecéis un buen almuerzo en Charlie’s bar, un mítico restaurante donde disfrutareis de los camarones así como del buen trato y de la historia del lugar. Su decoración no os dejará indiferentes.

El auténtico romanticismo tropical lo encontrareis en las playas de Boca Grande, Roger’s Beach y Pets’ Cementery Beach; solitarias, infinitas, casi vírgenes… Redescubrid el atardecer en estos paraísos.

Por último, no podéis dejar la isla sin vivir la que probablemente sea su experiencia más divertida: una excursión en el lujoso catamarán Palm Pleasure. Podéis elegir entre practicar snorkel en el barco Antilla, hundido en 1941 y en el área de arrecifes de Malmok, dar un elegante paseo a la hora de la puesta de sol o deleitaros con una cena de lujo durante la noche. Cualquier opción en este velero será un acierto.

Al final del día volved al hotel, relajaos, quizás os apetezca bajar al Casino. ¡Aruba es libertad! Aquí todo fluye a vuestro ritmo. Es la luna de miel que vosotros queráis, el principio ideal para vuestra vida en común: ¡Vivan los novios en Aruba!

Información práctica: 
Situación: Es una isla de las Antillas Menores, se encuentra a 25 km al norte de la península de Paraguaná, al noroeste de Venezuela y al sur del Mar Caribe, justo al oeste de la isla de Curazao.
Gobierno: Forma parte del Reino de los Países Bajos (junto a las Antillas Holandesas y los Países Bajos), pero no pertenece a la UE.
Cómo llegar: Desde Madrid vía Ámsterdam con Martin Air.
Dónde alojarse: Divi Resorts ofrece 4 hoteles de lujo dentro de una misma zona y muy bien conectados entre ellos.
Dónde comer: Windows on Aruba, Mulligans (ambos en Divi Village), Nos Conucus, Hotel Radisson, Charlie´s bar…
Idioma: El holandés y el papiamento son los idiomas oficiales, aunque también hablan español e inglés con fluidez.
Cultura: Las festividades más importantes son el Carnaval de Aruba y el Dïa de la Bandera, ambas celebraciones conocidas por su música y colorido.
Religión: El 80 % de la población es católica, aunque también hay minorías protestantes, anglicanas y ortodoxas.
Moneda: Se manejan en florines caribeños pero también aceptan dólares americanos en todos los sitios.
Clima: Clima tropical acompañado de una suave brisa que lo hace mucho más agradable.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario