Visita al castillo de Cártama: asomados a la vega del Guadalhorce en Málaga

Sobre la agreste cumbre del cerro de la Ermita, desde la que se disfruta de inmejorables vistas de la vega del Guadalhorce, un castillo musulmán del siglo X otea el horizonte: es el castillo de Cártama, que se erigió durante siglos como uno de los principales baluartes de la defensa de la provincia de Málaga.

castillo de Cártama

El motivo es claro: se sitúa en la Hoya de Málaga, en el último tramo navegable del Guadalhorce, al pie de las sierras de Espartales y la Llana. Una zona donde creció Cártama, puerto fluvial en época romana.

La visita a este castillo es fácil una ruta senderista que recompensa con unas vistas inmejorables de las inmediaciones: grandes panorámicas del valle del Guadalhorce.

La presencia del río y el respaldo de las sierras de Espartales y Llana, que conforman lo que se conoce como sierra de Cártama, que se puede recorrer hasta alcanzar el pico del Águila o el cerro Umbría y disfrutar de unas maravillosas panorámicas del Valle del Guadalhorce, de los Montes de Málaga, de Sierra de las Nieves y de la Costa del Sol.

Una ruta que aporta paisajes pintorescos en contacto directo con la naturaleza en la que encontramos el río Grande, la Aljaima, el parque ribera del Guadalhorce, la explanada del Castillo, y las zonas de las viñas o Los Pechos, de gran belleza natural y formados por un conjunto de colinas onduladas revestidas de palmitos y retamas.

En cuanto al castillo de Cártama, de esta fortaleza sólo quedan, nos tememos, algunos restos de los cuales se intuye cómo era el impresionante recinto amurallado. Así, tenía una planta rectangular, con doble recinto defensivo: el primero disponía de diez torres, y el segundo, que se acercaba a la ciudad, mantiene ocho torres y una torre albarrana.

La fortaleza estaba preparada para soportar el asedio con el apoyo, entre otras cosas, de un aljibe realizado en época califal, aunque hoy el único asedio que sufre es el de pacíficos visitantes y senderistas aficionados. Este depósito está excavado en la roca, con forma cuadrangular cubierto con bóveda de cañón.

El castillo de Cártama se encuentra próximo a la Ermita de Nuestra Señora de los Remedios y se relacionan históricamente. De hecho, antes de visitar el castillo, el camino nos conduce a esta pequeña iglesia partiendo desde la localidad cartameña.

Cártama tiene una extensión de 105 kilómetros cuadrados y se encuentra compuesto por once núcleos poblacionales que se encuentran dispersados; así que podemos considerar este pueblo como una provincia dentro de la provincia de Málaga.

A su oeste, también encontramos la sierra de Gibralgalia, donde se puede visitar el cerro del Tambor y descansar bajo la sombra de las encinas y algarrobos.

Por último, hay que recordar que la flora y la fauna alrededor de Cártama es exuberante: en la ribera del Guadalhorce se pueden observar distintas aves acuáticas, como garzas y garcetas, además de barbos, tortugas, culebras de agua y ranas.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario