El Festival de Málaga volverá a apostar por más cine y menos eventos sociales en su próxima edición

La celebración de la vigésimo tercera edición del Festival de Málaga en agosto de 2020, aplazada desde el anterior mes de marzo, entrañó un antes y un después en lo relativo a la gestión de actividades culturales en el año de la pandemia a nivel nacional.

Málaga

El de Málaga fue el primer festival de cine en España que, tras largos meses de clausura, y con cancelaciones y adscripciones exclusivas al modelo digital a diestro y siniestro, se atrevió a dar el paso y celebrar la edición correspondiente, lo que aportó no sólo una gran dosis de oxígeno al sector cultural sino, más aún, una ilustración respecto a cómo afrontar la gestión de un encuentro de tal calibre ante restricciones tan severas: “El del año pasado fue un festival complejo.

Hubo que superar muchos obstáculos pero, más aún, incorporar aprendizajes importantes para hacer una edición segura y responsable. Además, generamos un banco de buenas prácticas del que tomaron nota otros importantes festivales de cine del país para desarrollar sus hojas de ruta y sus respectivas ediciones de manera presencial.

Dado que finalmente no contabilizamos ni una sola incidencia, podemos decir que fue una experiencia satisfactoria”, explicaba este lunes el director del certamen, Juan Antonio Vigar, en la presentación del cartel de su próxima edición, que se celebrará del 4 al 13 de junio.

La decisión del Festival de Málaga favorable a seguir adelante con todos los protocolos de seguridad en marcha, en una puesta a prueba de alto calibre, significó un clavo ardiendo para una industria cinematográfica que parecía abocada a la agonía y ganó así la admiración general del mundo cultural, expresada a través de muy distintos cauces: el impacto mediático generado quedó estimado en 57 millones de euros y el Observatorio Cultural de España de la Fundación Contemporánea, tal y como recordó Vigar, situó al Festival de Málaga en su ranking como la primera cita cultural en Andalucía y la undécima a nivel nacional.

Respecto a la vigésimo cuarta edición, anunciada así en su momento para el final de la presente primavera, el modelo a desarrollar será, en gran medida, el mismo del año pasado, con “más cine y menos eventos sociales” con tal de ganar “un festival amable y seguro“.

 

Entradas relacionadas

Deja tu comentario