7 trucos para tener uñas bonitas de forma natural

Unas sencillas acciones y unos elementos naturales pueden ayudarle a tener unas uñas perfectas.

uñas

¡El agua fragiliza sus uñas!

¿Se lava usted a menudo las manos? Una buena higiene es indispensable para evitar contraer diversas enfermedades infecciosas. Pero sus uñas aprecian menos este contacto regular con el agua. De tanto hacerlo, éstas se ablandan, se fragilizan y se hacen quebradizas.

Para limitar los daños, elija un jabón suave que hidrate su piel. Considere también ponerse guantes en la medida de lo posible: para lavar los platos, hacer las tareas domésticas, etc.

Más zinc en su plato

Está probado científicamente, el zinc contribuye al mantenimiento de unas uñas normales. ¿Dónde encontrar este oligoelemento en la alimentación? Las ostras, el cangrejo, las langostas y las almejas son ricas en zinc. En cuanto a la carne, opte por el hígado de ternera, la paletilla de cerdo o también los huevos. ¿Es usted vegetariano? Consuma regularmente semillas de sésamo y de calabaza, o también anacardo.

Para aumentar sus aportes de zinc, también puede tomar complementos alimenticios. Idealmente elija un complemento de orotato de zinc , una forma de zinc altamente asimilable (También hay fórmulas dedicadas, con compuestos naturales buenos para el pelo y las uñas

Cuidado con las manicuras invasivas

Por otra parte, para tener uñas bonitas: no abuse de las manicuras. Este consejo parece contradictorio, ya que ése es precisamente el objetivo de esta sesión de cuidado estético. Y, sin embargo, ésta puede tener el efecto inverso.

Cuando se limpia demasiado profundamente la suciedad que se mete debajo de las uñas, éstas pueden se levantarse ligeramente. De esta manera dejan la vía libre a las bacterias y a las micosis, que pueden seguidamente instalarse y desarrollarse. Limpiarlas, sí, ¡pero sin estropearlas!

Lo mismo se puede decir respecto al esmalte y las uñas falsas. Ponérselas de vez en cuando no supone ningún problema particular, pero sus uñas también necesitan respirar. Considere dejarlas descansar regularmente.

Coma arándanos

Los arándanos son conocidos por favorecer una buena claridad visual, ¡pero sus beneficios no acaban ahí! Los estudios científicos han mostrado que éstos resultan también útiles para cuidar las uñas y el pelo.

Para beneficiarse de un excelente aporte de arándanos, usted puede optar por un extracto de arándanos con un alto contenido en antocianósidos, un ingrediente activo del arándano

Hidrate sus manos hasta la punta de sus uñas

Si están resecas, corren el riesgo de estriarse y hacerse quebradizas. Para evitar eso, considere hidratarlas. Masajee regularmente su base con aceite vegetal como el de almendra dulce, de argán, de aguacate o de arañuela. ¿No lo tiene usted a mano? Vaya a su cocina: ¡el aceite de oliva o de sésamo funciona también muy bien!

Gracias a esta costumbre, sus uñas serán más fuertes, más resistentes y las cutículas más suaves. Otro punto positivo: aplicar aceite permite activar la microcirculación sanguínea alrededor de sus uñas, lo que puede ayudarlas a crecer más rápidamente.

¿Uñas amarillas? ¡Diga no al tabaco!

¿Se amarillean y se siente usted obligado(a) a ponerse esmalte para esconder esta fea decoloración? Ésta puede tener varias causas, entre las que se encuentra el tabaco. Pero que no cunda el pánico, al dejar de fumar, usted verá cómo sus dedos recuperan progresivamente su color normal.

No obstante, cuidado con las patologías que pueden revelar las uñas amarilleadas: psoriasis, diabetes, problemas de tiroides o incluso ictericia. No dude en consultar a su médico para descartar cualquier enfermedad grave.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario