Sierra de Francia, un destino para disfrutar todo el año

Integrada por 15 pueblos, esta comarca salmantina constituirá una de las escapadas estrella de 2022 al aunar naturaleza, patrimonio, tradiciones, gastronomía y senderismo en sus más de 600 km2 de extensión. Desde bosques frondosos como el del Parque Natural Las Batuecas-Sierra de Francia hasta originales rutas como la de Caminos de Arte en la Naturaleza, esta singular mancomunidad se erige como el enclave idóneo para visitar en cualquier época del año.

Sierra de Francia

La Sierra de Francia está formada por una historia, arquitectura y gastronomía tan rica y variada que resulta difícil encontrar otra comarca igual. Con un patrimonio que se ha ido modelando con el paso del tiempo y con la aportación de los pueblos que se asentaron en sus tierras, son numerosos los motivos que hacen de este territorio un lugar turístico imprescindible para disfrutar en cualquier época del año.

Patrimonio y conjuntos históricos

Patrimonio natural, cultural, histórico, etnográfico, artístico, tangible e intangible, la Sierra de Francia está repleta de una riqueza que le confiere una personalidad única, ejemplo de ello son los seis municipios declarados ‘conjuntos históricos’ que se hallan en este territorio. Tesoros patrimoniales que invitan a ser descubiertos durante todo el año. La arquitectura tradicional de La Alberca, la galería urbana de retratos que decoran las fachadas en Mogarraz, las murallas de la antigua fortaleza de Miranda del Castañar, las señas de identidad típicamente serranas de Sequeros, las antiguas casas blasonadas y la iglesia con artesonado mudéjar de San Martín de Castañar o las edificaciones que forman un recinto amurallado perfectamente cerrado de Villanueva del Conde son solo una muestra de lo que se encuentra en esta comarca. Las pinturas rupestres del valle de Las Batuecas con 7.000 años de antigüedad o su contraste, la ruta urbana de pintura mural contemporánea que recorre las calles de Garcibuey son otros de los recursos turísticos de la mancomunidad.

Pero, si algo distingue a la Sierra de Francia de forma singular son sus tradiciones. Conservadas como señas de identidad desde tiempos inmemoriales se reflejan en sus fiestas, sus vestidos y bordados tradicionales o incluso en ciertas costumbres de la vida cotidiana.

Senderismo

La Sierra de Francia ofrece diferentes rutas de senderismo que transcurren por su espacio de gran valor natural para aquellos que prefieran conocer los atractivos locales por su propio pie. Una de las rutas para conocer la naturaleza de la Sierra son los Caminos de Arte en la Naturaleza, que incluyen cuatro circuitos que permiten recorrer el parque natural entre sorprendentes piezas escultóricas, y al tiempo disfrutar de los seis conjuntos históricos y de pequeños pueblos llenos de encanto como Monforte de la Sierra o Las Casas del Conde.

Otra de las atractivas opciones son Los Senderos del Alagón : una red de cinco caminos que nos ayudan a descubrir diferentes paisajes de la mancomunidad y pueblos tan pintorescos como Valero en el Camino de los Trasiegos o Sotoserrano en el camino circular de Los Tres Ríos.

Los más aventureros podrán adentrarse en senderos de largo recorrido que se pueden realizar en varias jornadas, en los caminos de unión para ir de un pueblo a otro y que siempre han existido.

Naturaleza

Otro de los atractivos que posee esta mancomunidad salmantina es el Parque Natural Las Batuecas-Sierra de Francia, declarado Reserva de la Biosfera junto a la sierra de Béjar. 15 municipios conforman este espacio natural único de frondosos bosques, valles y cumbres con una gran variedad en la fauna y flora. De 30.183 hectáreas de extensión, aquí se encuentran especies como la cabra montesa, el corzo, el jabalí, el águila real y la cigüeña negra. El valle de Las Batuecas es un entorno natural de gran valor ecológico y en el que es posible realizar diversas excursiones siguiendo el curso del río, visitando yacimientos con pinturas rupestres, pequeñas ermitas, o acudir hasta el salto de agua conocido como el Chorro de las Batuecas.

Este territorio, forma parte también del parque micológico “Sierras de Francia, Béjar, Quilamas y El Rebollar” La mejor manera de conocer el mundo de los hongos es recorrer el sendero micológico que transcurre de forma circular entre las localidades de Cepeda, Madroñal y Herguijuela de la Sierra. El paisaje serrano tiene un atractivo especial en todas la épocas del año, aunque en el otoño los colores de la naturaleza alcanzan unos matices más delicados y sorprendentes . Un buen lugar para disfrutarlo puede ser el entorno de San Miguel del Robledo

 

Gastronomía y enoturismo

La gastronomía de la Sierra de Francia es igual de rica y variada como la propia comarca. Integrada por productos locales, como el jamón y  los embutidos ibéricos, la miel, las castañas o las múltiples variedades de setas de sus bosques. Entre sus platos más tradicionales destacan el tostón asado , el cabrito guisado o cochifrito, el limón serrano y también  los dulces como el turrón o los sacatrapos. Además, las viñas y el vino son parte importante de la Sierra de Francia. Los amantes del enoturismo descubrirán los secretos de estas vides a través de la Ruta del Vino.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario