¿Qué medicamentos llevar en un botiquín para las vacaciones?

Las vacaciones son uno de los momentos más ansiados del año y a la hora de preparar la maleta conviene no olvidar llevar un pequeño botiquín por lo que pueda pasar.

botiquín

“Allá donde vayamos corremos el riesgo de sufrir ciertos percances y, por supuesto, vienen con nosotros las posibles patologías de base que tengamos, por lo que hay que ir provistos de un botiquín de emergencias, así como llevar nuestra medicación habitual

Lo lógico es preparar un botiquín de primeros auxilios para irnos de vacaciones más seguros, en el que “lo primero que debe ir es lo que uno toma cada día”.  Hay que distinguir entre dos bloques de pacientes o personas: quienes tienen una patología de base previa y quiénes no.

“Obviamente, los pacientes que tienen patología de base, especialmente enfermedades metabólicas y cardiovasculares, como diabéticos e hipertensos, que requieren tratamientos crónicos, los pacientes pluripatológicos, personas con factores de riesgo cardiovascular, etcétera, deben llevar en el botiquín la medicación habitual completa en función de los días que vaya a estar fuera”, sostiene, añadiendo que lamentablemente las enfermedades “no entienden de vacaciones”.

“Si padecemos una enfermedad, la enfermedad sigue ahí y si no se trata, aunque sea solo unos días, nos pueden dar problemas” y aunque parezca obvio es una tendencia “tan habitual como errónea que ciertos pacientes se olviden de tomar de forma correcta y completa su medicación durante las vacaciones”.

El doctor, por todo ello, recomienda llevar un botiquín, al igual que es bueno tenerlo en casa, entendiendo este como una serie de fármacos y utensilios básicos para unos primeros auxilios, con cierta preparación y siempre dependiendo del sitio donde se vaya o de la época del año.

“No es lo mismo ir a la montaña, a la playa, que a un camping o de viaje a Oceanía, pero siempre hay unos básicos imprescindibles”. En este caso, para las vacaciones de verano, no debe faltar hidratarse bien y usar diariamente crema protectora solar. En esta época, también se presupone que hay una mayor superficie corporal expuesta, por lo que, paralelamente, “se recomienda llevar crema hidratante, así como crema y fármaco para las picaduras, roces y ciertas reacciones alérgicas, como antihistamínico y corticoides”.

“Los antihistamínicos, ante lesiones frecuentes como posibles picaduras de insectos o picores por una leve reacción ante el roce con alguna planta, por ejemplo. Igualmente, estas reacciones pueden requerir un tratamiento antiinflamatorio, para lo que se recomienda llevar en el botiquín algunos corticoides como antiinflamatorio. En ambos casos, antihistamínicos y corticoides, tanto en crema como para vía oral” es im`prescindible.

También hay que llevar en ese botiquín de primeros auxilios gel hidroalcohólico y guantes; agua oxigenada, clorhexidina o povidona yodada, para desinfectarla. Además de gasas, apósitos, esparadrapo o parches protectores para rozaduras.

Básicos también en todo viaje para cualquier tipo de dolor o como antitérmico: paracetamol e ibuprofeno, “siempre como primera toma hasta consultar con el médico ante una posible continuidad de tratamiento”.

Pero siempre hay que evitar la automedicación y tomar todos estos consejos como herramientas de primeros auxilios. “El límite de su uso lo marca el acceso a un centro médico con relativa prontitud. Si te pasa algo y tienes un centro de salud u hospital a cinco minutos, recomiendo acudir a él y consultar con un médico o enfermero de Urgencias, según el caso.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario