Filipinas comienza a recibir turismo a través de Boracay

La reactivación del turismo doméstico en la paradisiaca isla de Boracay supone un importante paso para Filipinas que comienza a ejecutar, de esta forma, un ambicioso plan con el que iniciará la gradual y progresiva apertura al turismo de sus destinos más icónicos.

La secretaria de Turismo de Filipinas, Bernadette Romulo-Puyat, ha afirmado que la reapertura de Boracay supone “un primer paso crucial para la recuperación del turismo interno” y “un rayo de esperanza, especialmente para aquellas familias que dependen del turismo para sobrevivir“. Para la secretaria, el éxito de la reapertura de Boracay dependerá en gran medida de un factor muy importante: el cumplimiento de las reglas y la cooperación de los huéspedes de la isla.

Por el momento, solo podrán acceder a la isla turistas filipinos con PCRs negativas que ingresarán a Boracay a través del Aeropuerto Godofredo P. Ramos de Caticlan. La prueba debe realizarse al menos 48 horas antes de viajar y se aconseja a todos los viajeros permanecer en  estricta cuarentena inmediatamente después de la prueba PCR y hasta el momento del viaje a la isla. Los documentos que los turistas deben remitir previamente a las autoridades del gobierno regional de Aklan son: una reserva confirmada en un alojamiento acreditado, los billetes de avión, los resultados negativos de la prueba, y un Formulario de Declaración de Salud. Una vez aprobado por las autoridades locales, cada visitante autorizado para viajar a la isla recibirá un código QR personal único e intransferible para su posterior seguimiento.

Las autoridades y empresas públicas y privadas de la isla, en la que no se ha reportado ningún caso de COVID, continúan trabajando en la aplicación de estrictos protocolos de seguridad y rigurosas normas de higiene en los puntos de acceso a Boracay, alojamientos, comercios, restaurantes y centros de actividades.

Cada uno de los hoteles acreditados por el Departamento de Turismo de Filipinas que están abiertos en Boracay cuentan con personal especializado: un oficial de salud y seguridad especialmente. designados que llamarán a la línea directa de COVID de Boracay en caso de que alguno de los huéspedes muestre síntomas del virus. Los datos del sistema de código QR se utilizarán para identificar a los contactos cercanos, en caso de que un huésped dé positivo por coronavirus mientras se encuentre en la isla.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario