Botswana, de safari en el reino de los elefantes

Tras avanzar lentamente desde las tierras altas de Angola y atravesar el desierto del Kalahari surcando más de 1.500 km de tierras africanas, el Rio Okavango queda diseminado en un laberinto de bastos canales convertido en el hábitat de un sinfín de animales salvajes, entre los que destaca selecto club de big five (elefante, búfalo, rinoceronte, leopardo y león).

Texto y fotos: Sergi Reboredo

Botswana es uno de los países más bellos del continente africano y visitarlo acompañado por la prestigiosa cadena Orient Express todavía lo convierte en algo más romántico y evocador, si cabe. Su extensión es similar a la española, y limita al Sur con Sudáfrica, al Oeste con Namibia, al Este con Zimbabue, al Noroeste con Angola y al Norte con Zambia. No tiene acceso a ningún océano, pero el gigantesco oasis que conforma el último tramo del Rio Okavango después de atravesar el desierto del Kalahari no es nada despreciable.

El delta del Okavango es peculiar incluso en su formación. Es el único delta en el que sus aguas no desembocan en el mar. Cubre una extensísima superficie de entre 15.000 km2 y 22.000 km2 durante las crecidas formando un inmenso abanico aluvial en el cual las aguas del Río Okavango quedan diseminadas en una colosal llanura anegada ideal para el hábitat de infinidad de animales.

Entre estos animales, indiscutiblemente el elefante es el rey. Es el país africano que alberga más paquidermos, nada más y nada menos que 150.000. Esto significa que por cada 12 habitantes botswanos hay un elefante. El crecimiento ha sido exponencial partiendo de la base de que en 1987 su población no llegaba a los 50.000. Esto ha servido como excusa al gobierno para legitimar su caza, que lejos de prohibirse a raíz del deplorable caso del Rey Don Juan Carlos ha seguido en aumento atesorando las arcas públicas y las no tan públicas con ingentes cantidades de dólares por conceder permisos de caza. Abatir un elefante cuesta la nada despreciable cifra de 37.000 euros.

Savute, en el corazón del P.N. Chobe

Comenzamos nuestro safari en el mismo centro del Parque Nacional de Chobe, concretamente en Savute, lugar en el que está ubicado en uno de los tres lodges que dispone la prestigiosa cadena Orient-Express en Botswana. Nos trasladamos en una pequeña avioneta CESNA y desde el aire ya comienzan a divisarse las primeras manadas de elefante, algo bastante común si tenemos en cuenta que en esta parte del país están censados más de 100.000 paquidermos. Savute, reino supremo de los elefantes, es el hogar de la mayor concentración africana de elefantes del mundo y el rincón perfecto para descubrir a las mayores criaturas del planeta en su máximo esplendor. Desde los estanques es posible ver la vida jerárquica de estos mamíferos, donde numerosas especies pasan por allí a menudo en espera de encontrarles descansando y así poder beber ellas también. Los leones de Savute también constituyen uno de los grupos sociales más amplios de la región.

El Parque Nacional de Chobe tiene una superficie de 10.698 kilómetros cuadrados, que lo convierten en la tercera reserva más grande de Botsuana, después de la Central Kalahari Game Reserve y el Gemsbok National Park. Además de los elefantes, Chobe también alberga una de las atracciones más increíbles de Botswana: la migración anual de cebras. También es destacable por los rebaños de búfalos cafres, por ser el lugar más meridional donde pueden verse antílopes como el puku y el bushbuck, por la cantidad de aves y por las maravillosas puestas de sol, cuando los turistas recorren el río en barca y disfrutan de la gran abundancia de hipopótamos.

Si otras zonas de Botswana presumen de sus aguas y de su vegetación exuberante, Savute es toda una lección de aridez. La lluvia en estas tierras tan secas es muy escasa y preciada. En Savute uno descubre lo poco que han cambiado sus secas llanuras desde que David Livingstone se paseara por estas tierras en 1851 antes de descubrir las cataratas Victoria. Esta zona también es famosa por albergar las pinturas rupestres de los primeros bosquimanos que habitaron la región, y que en la actualidad han sido olvidados y desplazados por el gobierno ya que las tierras en las que viven se han descubierto varias minas de diamantes.

El Savute Elephant Camp, así es como se llama el campamento, está situado justo en el Canal de Savute, un excéntrico canal navegable que fluctúa desde hace décadas entre completamente seco o inundado, en perfecta armonía con sus habitantes y con el medio ambiente. Sus acogedores doce tiendas de lona, disponen de un interior decorado de manera exquisita con muebles de caoba, una enorme cama con dosel de la cuelga la mosquitera, aire acondicionado y un porche con vistas al canal desde el cual es posible tener la inesperada visita de un elefante. Evidentemente las tiendas no disponen de televisión ya que el entretenimiento pasa simplemente por abrir alguna de sus ventanas.

Nuestro guía, Baker pertenece a los batswana, una de las 26 tribus de la tierra de los Tswana, que vive dedicado a enseñar a los viajeros los secretos de los animales en libertad. Comenzamos nuestra visita antes de que despunten los primeros rayos de sol, subidos a un Toyota Land Cruiser descapotable. Los animales comienzan a despertarse y a emitir sonidos característicos. Lo primero que divisamos, no puede ser otra cosa que una manada de elefantes. Después entran en escena las cebras, los impalas, los antílopes y un sinfín de aves de difícil clasificación para los que no somos entendidos en la materia. Estar en primera fila y ver pasar a los animales tan cerca es un privilegio que no se puede tener todos los días. Se avanza por caminos tortuosos de arena en los que es difícil encontrarse con otros vehículos. Los baobabs hacen también su aparición dándole si cabe una pincelada todavía más romántica al trayecto. Hacemos un alto en el camino bajo la sombras de sus ramas centenarias para tomar un té y estirar las piernas. Al rato, nos avisan por la emisora de radio de que una manada de leones es próximo al lugar donde nos encontramos. Verlos por primera vez a escasos metros es asombroso. Ni siquiera se inmutan por nuestra presencia, es como ver un documental en primera persona.

Eagle Island Camp, el safari fluvial

Situado en el Delta Central de Okavango, Eagle Island Camp es un campamento construido sobre el agua, con tiendas y tejados de paja, en una de las islas de la Laguna Xaxaba, cuyo nombre significa literalmente “isla de árboles altos”. Es un agradable refugio protegido del sol africano, gracias a la sombra proporcionada por una bóveda de árboles autóctonos. Se encuentra en uno de los lugares más vírgenes y naturales del delta, una región con gran variedad de canales y amplios humedales. Está rodeado completamente por el agua, y el silencio, solo roto en contadas ocasiones por algún hipopótamo zambulléndose o por algún ave impera en todo el complejo. Por si esto fuera poco, el rotativo New York Times ha galardonado a su bar, el Fish Eagle, con la distinción de ser uno de los bares más románticos de todo el mundo.

Lo más característico de este campamento es poder explorar el delta y divisar sus animales desde el agua dejando atrás las llanuras y los clásicos safaris en 4×4. Para ello se utilizan los mokoros, unas canoas de escaso calado que son perfectas para abrirse paso entre canales, y que han servido desde siempre a las tribus de la zona para desplazarse por estos lares. Está fabricada por una sola pieza de ébano, y permite navegar al guía junto a dos pasajeros más. Navega por aguas poco profundas en las que mediante una especie de pértiga que se va clavando en el fondo permite tomar el impulso necesario para moverse. Al ser silenciosas y estar tan cerca del agua permiten que muchas aves que habitan en las ramas colindantes a los canales no se asunten y se dejen ver de cerca.

Se calculan que hay unas 460 especies diferentes de aves en el delta, además de unas 1.300 especies de árboles y plantas. Aunque el Delta del Okavango se conoce técnicamente como un pantano, su agua es bastante pura y libre de impurezas, con gran abundancia de peces. No en vano, esta zona cobija la más alta concentración de águilas pescadoras del mundo. Asimismo, la enorme cantidad de comida atrae a todas las variedades de pájaros con apetito de pescados, incluidas garzas, cormoranes, pelícanos y cigüeñas.

Surcar estos riachuelos a modo de góndola contemplando como se zambulle el Martín pescador puede una experiencia de lo más relajada, aunque también podemos encontrarnos con la presencia de otros animales menos amigables como los cocodrilos y los hipopótamos. Precisamente, estos mamíferos acuáticos, que pueden llegar a pesar más de 3 toneladas, están considerados como una de las criaturas más agresivas del mundo y como el animal más feroz de África. Para evitar que esto ocurra, los mokoros solo se utilizan en aguas poco profundas, y en los canales más grandes se utilizan barcas a motor.

Además de los paseos en barco también es posible visitar a pie algunas de las 50.000 islas que hay en el delta. En estos safaris es fácil encontrarse con cebras, antílopes rojos, búfalos, babuinos y jirafas. Algunas de estas islas también están habitadas. Métodos tradicionales de vida, como las chozas de adobe y paja se entremezclan con algunos atisbos occidentales, como vestimentas fashion, gafas de sol o antenas parabólicas. Cuando llegan los occidentales se prepara un mercadillo improvisado de artesanía en el que no faltan collares, pulseras, bolsos, y una gran cantidad de cestería.

Khwai River Lodge, un safari nocturno

Khwai River Lodge es uno de los hotel-safari más antiguos de Botswana, abierto a finales de los años 60 por el fallecido Sir Seretse Khama, primer presidente de la Botswana independiente. Está situado sobre antiguas plantas indígenas e higueras, a ocho kilómetros al noroeste de la puerta norte de la Reserva Salvaje de Caza Moremi. La reserva natural de Moremi, jalonada de paisajes secos y llanuras cenagosas, es considerada por muchos como una de las más bellas reservas del país. Moremi, que representa aproximadamente el 20% de la surpeficie del delta, posee una gran variedad de animales: búfalos, elefantes, jirafas, leones, leopardos, guepardos, perros salvajes, hienas, chacales y antílopes.

La ventaja del Khwai River Lodge sobre el resto radica principalmente en que está ubicado en una zona privada, lo cual permite que se puedan practicar safaris nocturnos. Para ello, los vehículos van provistos de una enorme linterna que se alimenta directamente de la batería del coche y que permite poder visualizar a los animales que se encuentran a menos de 100 metros.

Contemplar a los leopardos de día es algo que sucede bastante a menudo en Moremi. De hecho parte de la mañana la habíamos dedicado a perseguir a un macho y una hembra que deambulaban por la zona. Ahora bien, verlos en plena caza nocturna ya son palabras mayores. Le gusta sobretodo cazar de noche, lo cual se puede ver a simple vista. Guiado por el olfato se mueve con mucha agilidad y soltura en busca de su presa. Sus patas son relativamente cortas y cuenta con un cuerpo largo sostenido por una fuerte estructura ósea. Subsiste gracias a su forma oportunista de cazar, mientras su capacidad de correr alcanzar casi los 60 kilómetros por hora y es inigualable su habilidad para trepar a los árboles cargando a sus presas. Verlo en acción es la guinda final a un safari de lujo lleno de emociones.

COMO LLEGAR

Desde España y prácticamente desde ninguna ciudad europea hay vuelos directos. El principal aeropuerto de Botsuana es el aeropuerto internacional sir Seretse Khama,11 km al norte de la capital, Gaborone, aunque el que más se utiliza para acceder a los safaris es el de Maun. La mejor combinación posible es volar hasta Sudáfrica y desde allí Air Botswana www.airbotswana.co.bw o South African Airways www.flysaa.com conectan con los diferentes aeropuertos de Botswana por algo más de 400 euros.

Se puede viajar a Sudáfrica vía París por apenas algo más de 500 euros en temporada baja y por unos 1.000 euros en temporada alta. La compañía Air France (www.airfrance.com) vuela todos los días entre París y Johanesburgo.

De media, un billete de ida entre Maun y un lodge aislado del delta del Okavango cuesta entre 150 y 200 US$. Ahora, estos servicios están muy regulados y deben reservarse como parte de un paquete de safari con reserva obligatoria en uno de los lodges.  Es muy importante tener en cuenta que los pasajeros de los vuelos chárter (que suelen ser avionetas CESNA) sólo pueden llevar de 10 a 12 kg de equipaje por persona y además es muy conveniente que el equipaje no sea rígido ni exceda de las medidas.

MONEDA: Pula es el nombre de la moneda de Botswana. Está dividida en 100 thembe. Pula significa “lluvia” en tswana y sus fracciones o thembe, “gotas”, en referencia al preciado y escaso líquido elemento. Existen billetes de 10P, 20P, 50P y 100P, así como monedas de 5t, 10t, 25t, 50t, 1P, 2P y 5P. En algunos alojamientos se puede pagar con tarjetas de crédito y también aceptan dólares. En el momento de elaborar este reportaje 1 euro equivalía a 11,16 pulas.

CLIMA: CUANDO IR  El clima de Botswana no es uniforme. Así, en la parte norte encontramos un clima tropical, en la zona central y en la parte del sureste es desértico, y en el resto del país las temperaturas son templadas. Las lluvias hacen su aparición de octubre a mayo y con profusión en diciembre y enero, sin embargo, son irregulares y el país sufre frecuentes sequías. Octubre es el mes más cálido y entre junio y septiembre los días son soleados, secos y templados. En cada una de las estaciones la fauna y el paisaje son totalmente cambiantes. No hay época mala para viajar al delta; todo depende de qué se prefiera ver.

MARZO – MAYO (TEMPORADA MEDIA)

  • Finalizan las lluvias
  • Lluvias ocasionales a principios de marzo
  • Menor humedad
  • Temperatura cálida con hermosos días soleados
  • Las manadas están dispersas pero aun así hay mucho que ver

JUNIO -AGOSTO (TEMPORADA MEDIA / ALTA)

  • Llegada del invierno
  • Días calurosos y soleados y noches frías
  • Las charcas se secan y los animales se concentran en reservas de agua permanente
  • Están visibles manadas de elefantes, búfalos y antílopes

SEPTIEMBRE – NOVIEMBRE (TEMPORADA ALTA)

  • Sube la temperatura durante los días y las noches
  • Mucho calor en octubre – temperaturas pueden alcanzar los 40°
  • Tierra seca
  • Comienzan las primeras migraciones de pájaros
  • Temporada de anidamiento (Colonias de abejorros)
  • Enormes manadas de elefantes
  • Los antílopes comienzan a abandonar a sus crías en noviembre

DICIEMBRE – FEBRERO(ESTACIÓN VERDE)

  • Fuertes lluvias
  • Se eleva la humedad
  • La tierra y la vegetación están verdes y hermosas
  • La dispersión de los animales se suple con abundante vegetación y agua
  • Especies migratorias de invierno y anidamientos
  • Gran variedad de aves y mariposas nocturnas
  • Cebras e impalas dan a luz a sus crías
  • La vegetación protege a las crías

DONDE DORMIR: CAMPAMENTOS Y ACTIVIDADES:

Savute Elephant Camp www.savuteelephantcamp.com

Las 12 tiendas de lujo y techo de paja están equipadas a la perfección para el aire desértico y magníficamente decoradas con ducha y vestidor en la habitación. Además, tienen terrazas privadas, y dos de ellas cuentan con duchas al aire libre con vistas al canal de Savute.

Savute Elephant Camp tiene vistas sobre el seco pero a menudo excitante Canal de Savute, situado entre altísimas acacias, en una zona árida y semidesértica de una belleza espectacular.

El campamento debe su nombre al abundante número de elefantes que puede verse en el estanque a sólo unos metros. Estos paquidermos adoran las frutas de los árboles de acacias, y así se les descubre, explorando con cautela los alrededores del campamento removiendo la tierra con sus trompas.

El campamento se encuentra junto al Parque Nacional de Chobe. Su ubicación y los años de experiencia y conocimientos de los guías (todos son de las zonas aledañas) aseguran aquí una estancia memorable.

Eagle Island Camp www.eagleislandcamp.com

Este campamento es el paraíso de los observadores de pájaros. Se encuentra en los humedales de las afueras de la Reserva de Animales de Moremi, con 12 alojamientos de lujo a orillas de la laguna en Xaxaba, “la isla de los árboles altos”. Construidas a base de madera con techo de paja y paredes de lona, cada una de las tiendas ha sido situada en su propia plataforma elevada para ofrecer a los visitantes las mejores vistas de pájaros, hipopótamos, antílopes, jirafas y ocasionalmente elefantes.

Eagle Island es un lugar tranquilo, perfecto para comenzar el safari o para relajarse después del ajetreo de la experiencia en jeep. A causa del delta, la abundancia de agua limita la vida animal que podrás ver, aunque las aves son aquí muy numerosas.

La mayor parte de la flora y fauna que verán los huéspedes -navegando a bordo de mekoros (piraguas tradicionales) o mientras paseen por los alrededores de las islas- es única de esta zona. Caminar por las islas ofrece una experiencia más personal, con la oportunidad de descubrir con mayor detenimiento el equilibrado ecosistema de la reserva de Moremi.

El campamento ofrece excursiones de pesca: una alternativa a los safaris para pescadores entusiastas o aprendices La excursión de pesca se lleva a cabo a lo largo del Canal Bora, uno de los principales afluentes que alimentan el Delta de Okawango. Esta zona es el hogar de muchas especies de peces, incluyendo el lucio de agua dulce, el pez gato y la Tilapia, captura principal conocida comúnmente como dorada. Eagle Island Camp practica la pesca de captura y puesta en libertad y pone a disposición de sus clientes sus cañas y carretes.

Construido bajo un dosel de árboles en la ribera de la laguna Xaxaba, el Fish Eagle Bar ha sido nombrado “uno de los bares más románticos del mundo” por el New York Times, el lugar perfecto para observar la puesta de sol después de un largo día en el Delta del Okavango.

Khwai River Lodge www.khwairiverlodge.com

Khwai River Lodge está situado a orillas del Río Khwai, junto a la Reserva de Caza Moremi y en las afueras del Delta de Okavango. En su ribera y humedales habitan numerosas especies -hipopótamos, elefantes, leones, leopardos, antílopes y abundantes clases de pájaros- a sólo unos metros de los campamentos, abiertos lateralmente por el comedor y con vistas desde el césped de la piscina.

El campamento dispone de 15 magníficas tiendas de lujo, una suite con bañera de cobre exterior de estilo Victoriano, ducha, piscina propia y una terraza aislada.  Cada tienda tiene un espacio sombreado con una hamaca y cómodas sillas con vistas al Río Khwai y su abundante vida animal. Equipado con todo tipo de comodidades modernas -incluido mini-bar y sistema de ventilación de aire acondicionado- las tiendas fueron decoradas  por el famoso diseñador Graham Viney.

Al descender el avión hacia el Khwai River Lodge, los huéspedes disfrutarán de una visión aérea de los tres ecosistemas que descubrirán en los safaris de Orient-Express: una mezcla de verdor junto al río, sus aguas y la seca y polvorienta sabana.

Khwai River Lodge ofrece safaris de avistamiento en coches 4X4 por la mañana y a última hora de la tarde. También es posible realizar excursiones bajo la luz de los focos e incluso a pie al anochecer para observar animales.

QUÉ LLEVAR AL SAFARI

  • Cámara y numerosas tarjetas de memoria
  • Sombrero y crema protectora
  • Un buen par de zapatos de trekking
  • Prismáticos
  • Medicación contra la Malaria (consulta a tu farmacéutico o médico antes de viajar)
  • Repelente contra insectos
  • Ropa abrigada para las primeras horas del día y la noche y ropa clara durante el día
  • Trajes de baño y gafas de sol

MÁS INFORMACIÓN

Botswana no tiene embajada en España. La más cercana está en Francia.

Avenue d’léna, 88; 75116 París (Francia)

Tel.: (+33) 147 20 08 23

Fax.: (+33)147 20 42 58

España no tiene representación diplomática en Botswana

La embajada más cercana está en Namibia.  embespna@mail.mae.es

Bismarck St., 58; 21811 Windhoek (Namibia)

Tel.: (+264) 61 22 30 66

Fax.: (+264) 61 22 30 46

Orient Express: www.orient-express.com

GUÍA DE LOS TOP 100 EN BOTSWANA

jenreviews.com

Entradas relacionadas

Deja tu comentario