Bocas del Toro, el Caribe panameño

Un archipiélago paradisíaco de playas de arenas blancas, aguas turquesas y arrecifes de coral que quedarán marcados para siempre en las pupilas de tus ojos.

Bocas del Toro

A Bocas del Toro se puede llegar tanto en avión como en transporte terrestre. Desde la isla Colón, la más grande y capital del archipiélago, se accede en lancha a los diversos enclaves. Pequeñas poblaciones con casas de madera que se levantan sobre palafitos jalonan un entorno natural que tiene su mejor exponente en el Parque Nacional Marino Isla Bastimentos, donde se concentran más de 200 especies de peces tropicales entre manglares y arrecifes. Además, su remota ubicación lo convierte en un refugio ideal para especies en extinción y para otras tan singulares como las tortugas de agua dulce, la rana roja (autóctona de este archipiélago) o los cocodrilos.

Dentro de este parque destaca la isla Zapatilla, formada por dos islotes vírgenes que representan la viva imagen del paraíso tropical y donde se puede disfrutar del esnorquel y de sus fondos marinos. En el extremo norte de la isla Colón se encuentra Bluff, una amplia playa de arena dorada muy popular entre los surfistas. De oleaje medio, cuenta con una gran variedad de vida silvestre en sus alrededores y es un sitio espectacular para ver un buen atardecer. Repartidos por la costa se hallan restaurantes donde degustar recetas típicamente bocatoreñas mientras se disfruta de un ambiente caribeño. Pescados, camarones o langostas, aliñados con especias, son los principales platos que se sirven a precios accesibles.

Bocas del Toro

www.visitpanama.com

Entradas relacionadas

Deja tu comentario