Visit The USA invita a los viajeros a diseñar su propia gira de los Juegos Mundiales

Los Estados Unidos acogerán este año los Juegos Mundiales en Alabama, del 7 al 17 de julio, donde más de 100 países competirán en 34 de los deportes de más rápido crecimiento en el mundo. Desde deportes populares como la escalada y el piragüismo hasta deportes que buscan la emoción como el paracaidismo y el esquí acuático: Visit The USA propone diez destinos en Estados Unidos para que los viajeros diseñen su propia aventura en los Juegos Mundiales este verano.

Juegos Mundiales

1) Navegar en canoa junto a los delfines en St. Thomas, en las Islas Vírgenes de Estados Unidos

Mientras los atletas de élite compiten en el maratón de piragüismo de los Juegos Mundiales, los viajeros pueden probar una experiencia de piragüismo a un ritmo más lento en compañía de delfines en St. Thomas, en las Islas Vírgenes de Estados Unidos. Considerada como una de las islas más exóticas del archipiélago caribeño, ofrece paisajes marinos de ensueño y una gran cantidad de estimulantes actividades acuáticas. Los viajeros pueden disfrutar de una carrera de canoas en aguas cristalinas mientras los delfines mulares nadan a escasos centímetros, o experimentar el buceo, la vela, el snorkel y el windsurf de categoría mundial en su escapada a la isla.

2) Jugar a los bolos en la bolera más antigua de Estados Unidos, en Milwaukee (Wisconsin)

El Medio Oeste alberga la bolera más antigua de Estados Unidos, Holler House, en Milwaukee (Wisconsin). Con cinco generaciones de jugadores de bolos desde 1908, las dos pistas de la bolera ofrecen la misma experiencia de juego que hace un siglo. Los viajeros podrán llevar la cuenta de los resultados a mano mientras disfrutan de la vida nocturna de la ciudad de Milwaukee, enclavada a orillas del lago Michigan.

3) Patinar por el paseo marítimo de Venice Beach en Los Ángeles, California

El patinaje sobre ruedas se ha vuelto cada vez más popular en el último año como deporte para pasar un fin de semana de ocio en el parque, pero también como deporte de competición, con atletas de élite que compiten por el primer puesto en patinaje de velocidad y artístico en los Juegos Mundiales. Hay pocos lugares más animados y coloridos para patinar sobre ruedas que la famosa Venice Beach de Los Ángeles. El paseo marítimo de Venice Beach se extiende a lo largo de más de tres kilómetros y acoge cientos de coloridos vendedores ambulantes y artistas aún más vistosos a los que ver pasar. Después de patinar, disfrutar de un refrescante baño en el Océano Pacífico no tiene precio.

4) Escalar en Robbers Cave en el infame escondite de los forajidos de Oklahoma

La escalada ha cautivado últimamente al público por su destreza y sus vertiginosos desafíos, y Oklahoma alberga más de 3000 hectáreas de bosques que bien podrían haber sido el lugar de escalada original de los forajidos más duros del Salvaje Oeste. Algunos de los mejores lugares de escalada y rappel de la zona se encuentran en los peñascos rocosos del Parque Estatal de Robbers Cave, donde se podrá rememorar los difíciles días de los criminales del siglo XIX mientras se escalan los acantilados de arenisca del parque. Aquellos que no quieran poner a prueba sus habilidades con la roca pueden disfrutar de la bicicleta, la equitación y el picnic en los pintorescos senderos, cuevas y lagos del parque.

5) Romper el hielo en la cuna del hip hop, el Bronx

El Bronx es la cuna del hip hop y el corazón de la cultura callejera neoyorquina, así que, si no se puede asistir a los Juegos Mundiales de este año, no hay mejor lugar para presenciar lo mejor del break dance que en una visita local al Bronx. Desde DJ a MC, B-Boys y artistas del graffiti, el break dance tiene una vibrante historia viva de 40 años en el Bronx, e incluso aquellos con menos ritmo pueden animarse a intentarlo. Mientras se está allí, merece la pena dirigirse al estadio de los Yankees para ver un partido de béisbol de primera categoría

Entradas relacionadas

Deja tu comentario