Quito, el pulmón verde que invita a practicar turismo de aventura

Para los turistas más aventureros que buscan paisajes admirables, Quito, gracias a sus terrenos irregulares y amplia biodiversidad, se convierte en el lugar preferido para la práctica de actividades deportivas y planes en la naturaleza. La capital del centro del mundo invita a ser recorrida a través de sus rutas ciclistas, parroquias rurales y ríos de primer nivel.

Quito

Trekking

Los extensos bosques y las imponentes montañas quiteñas ofrecen desde trayectos cortos para quienes desean dar un paseo sencillo, hasta senderos para caminar a lo largo de varios días.  El Trek del Cóndor es uno de los más representativos de Ecuador donde, a lo largo de varias jornadas se pueden atravesar los volcanes de Antisana, Sincholagua y Cotopaxi.

Para aquellos que busquen recorridos más cortos, la Yanacocha constituye una experiencia única, y es allí donde la neblina del bosque chaparro transporta a los senderistas a parajes que parecen sacados de un cuento de hadas.

El Pichincha ofrece un conjunto de picos únicos que flanquean la ciudad. El trayecto de ocho horas permite admirar los volcanes de Rucu y Guagua Pichincha, y otras cimas como Cruz Loma, Cerro Ungüí, Padre Encantado y Cóndor Huachana.

 

Camping

Quito pone a disposición del viajero parroquias rurales y reservas donde pasar la noche rodeado de la naturaleza.

La parroquia Píntag es un lugar privilegiado para acampar y donde admirar las puestas de sol, ofreciendo la posibilidad de participar en excursiones a caballo o caminatas en grupos.

La reserva geobotánica El Pululahua es la única área protegida del país que tiene la categoría de “Reserva Geobotánica”, otro lugar especial para tender una carpa y conocer la enorme variedad de fauna y flora de la región.

Bear watching y bird watching

Quito es una de las ciudades más diversas del planeta en lo que a aves se refiere y el avistamiento de aves atrae a miles de turistas a Quito todos los años. La Parroquia Nanegalito, la Parroquia de Nono y la Parroquia de Pacto permiten apreciar especies de todos los colores y tamaños.

 La reserva Maquipucuna, ubicada a 83 kilómetros de la capital, y el parque nacional Cayambe-Coca, son hábitat de uno de los animales más emblemáticos de Ecuador, el Oso de Anteojos. Ambos lugares son paradas obligadas para admirar diversos ejemplares de esta especie y realizar una actividad original en la naturaleza.

 Pesca deportiva

La pesca deportiva es ideal para realizar en familia, ponerse a prueba y conectar con la naturaleza. La laguna de Secas, la Laguna Micacocha y la Laguna Loreto, Parcacocha y Anteojos, son algunos lugares donde se puede practicar este deporte a pocos kilómetros de la ciudad.

Ciclismo de montaña

Desde sectores planos hasta exigentes pendientes, Quito es un codiciado destino para el ciclismo de montaña. Sus numerosas colinas hacen posible el ascenso y descenso a través de todo tipo de superficies.

La ruta El Chaquiñán, ubicada en la Parroquia de Cumbayá, cuenta con un camino de 22 kilómetros especial para ciclistas principiantes. Para quienes buscan grandes desafíos, las rutas Pacto-Santa Rosa y Pacto-Mashpi, en la parroquia de Pacto, ponen a prueba a cualquier deportista.

https://visitquito.ec/

Entradas relacionadas

Deja tu comentario