El Mediterráneo vuelven a recibir cruceros

Por primera vez en cuatro meses, una embarcación de la empresa Costa Cruceros zarpó del puerto italiano de Savona. Los viajes de recreo marítimos estaban prohibidos por el gobierno italiano desde navidad debido a la pandemia. Para abordar los turistas tuvieron que presentar una prueba de coronavirus y el barco no inició viaje a plena capacidad, solo abordaron mil quinientos pasajeros.

Mediterraneo cruceros

 

El capitán del Costa Esmeralda, Pietro Sinisi, aseguró que: “Costa Cruceros sigue protocolos muy estrictos en lo que respecta a la seguridad. Es importante que el pasajero esté seguro a bordo del barco y se sienta seguro. Hemos aplicado todos los procedimientos para garantizar que las vacaciones sean tranquilas para los pasajeros y que lo hagan sin experimentar ningún tipo de estrés o de miedo”.

La industria de los cruceros sufrió un déficit de 64.000 millones de euros entre marzo y septiembre y perdió más de medio millón de puestos de trabajo, de los 518.000 con que contaba el año pasado.

Los turistas a bordo aseguraron no tener miedo porque es conocido que los cruceros son formas de vacaciones altamente seguras. Muchos afrontaron el viaje con la tranquilidad de siempre y enfocados en confiar en los protocolos preparados para el reinicio de los cruceros. Los turistas en el Costa Esmeralda apostaron por probar la nueva normalidad de este tipo de modalidad recreativa.

La embarcación posee once restaurantes, tiene el tamaño de hasta tres campos de fútbol y su tripulación pasó catorce días en cuarentena antes de comenzar a trabajar en el barco. El crucero por el Mediterráneo durará de tres a siete días.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario