Santiago de Cuba, no encontrarás un lugar igual

Cuna del son, la guaracha y el bolero, Santiago de Cuba es una ciudad mulata, con aroma de son, tabaco, café, ron y tambor. En Santiago hay que caminar por sus calles y compartir.

Desde el cielo se descubre su indisoluble vínculo con el mar Caribe, que parece que la besa, la mima, la recibe, la baña de salitre. No existe ciudad más cubana ni tan ligada a la independencia de España como Santiago de Cuba, cuna de 29 generales de las gestas emancipadoras y escenario de importantes acontecimientos históricos. Por el contrario, tampoco existe en la isla una urbe más alegre y bullanguera.

En Santiago hay que caminar por sus calles y compartir con su gente si se pretende conocer un poco de ella. Claro que recorrer “La Ciudad Héroe”, como también la llaman, es recorrer la Historia de la Isla. En cualquier fachada se lee el “aquí nació o vivió o murió” seguido del nombre de un personaje a quien la patria rinde homenaje por su obra o su valentía.

Santiago de cuba

La necrópolis de Santa Ifigenia guarda los restos de incontables héroes y mártires, entre ellos los restos mortales del Héroe Nacional José Martí y Santiago. Es una ciudad llena de monumentos que perpetúan la memoria de los personajes que marcaron la Historia, desde el Libertador Simón Bolívar hasta Antonio Maceo, el “Titán de Bronce”, o el poeta José María Heredia.

La necrópolis de Santa Ifigenia bacardi

Al preguntar por el Centro Histórico la gente responde como si en realidad preguntáramos por un viejo y querido amigo al que quisiéramos abrazar. Todos se brindan a acompañarnos. Aquí se ubican el Parque Céspedes, con su constante movimiento, la antigua Plaza de Armas, la Plaza de la Constitución, la Catedral Metropolitana, la primada de Cuba, el Museo Bacardí, la antigua residencia de Don Diego Velásquez y la Loma de San Juan.

catedral santiago de cuba

Recorremos el Conjunto Monumental 26 de Julio, de relevante significación histórica y vinculado al devenir de la Revolución. Este conjunto incluye el propio Cuartel Moncada, hoy Ciudad Escolar, el Palacio de Justicia, Escuela Normal y Parque Abel Santamaría. Santiago está indisolublemente unido a la historia de la lucha antibatistiana y se le considera Cuna de la Revolución Cubana.

cuartel moncada

Por la tarde recorremos otro barrio de la parte antigua de la ciudad, El Tívoli, genuino foco de tradiciones culturales enraizadas desde el éxodo de colonos franceses provenientes de Haití en 1791, y de quienes aún perduran danzas, ritmos, hábitos, costumbres y cultura. No hay que olvidar que las afueras de Santiago incorporan a sus atractivos las ruinas de varias decenas de cafetales franco-haitianos establecidos en ese territorio a finales del siglo XVII e inicios del XIX.

El tivoli

La entrada de la Bahía se encuentra vigilada por el Castillo de San Pedro de la Roca del Morro, centro del sistema defensivo de la ciudad contra los ataques de corsarios y piratas. En 1977 fue nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y la fortaleza es considerada un modelo cabal de la ingeniería militar del renacimiento en el área del Caribe.

Castillo de San Pedro de la Roca del Morro

No se puede dejar de visitar lo más alto del cerro de Maboa, en los alrededores de Santiago, donde se ubica el Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre, declarada patrona de Cuba en 1916 y coronada por el Papa Juan Pablo II durante su visita a Cuba en 1998. La iglesia es una de las más visitadas de la isla pues su fama milagrera atrae a cientos de visitantes, que se llevan consigo una piedrecita del energético mineral y la esperanza de regresar algún día para agradecer el milagro concedido.

Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre

En las cercanías también se ubica el Parque Natural Baconao, con lugares de incalculable belleza y valor paisajístico de obligada referencia para los amantes del ecoturismo, las aventuras y las actividades náuticas. Su rica flora, fauna y abundantes saltos de agua han hecho que sus 80.000 km² fueran declarados por la UNESCO Reserva Mundial de la Biosfera.

parque natural baconao

¿Dónde si no en la tierra chica de Compay Segundo, el Trio Matamoros, María Teresa Vera, Ibrahim Ferrer y tantos otros, los arpegios de guitarras tendrían más encanto que en las manos de los viejos músicos de la Trova Santiaguera? Santiago es una ciudad musical. Desde cualquier esquina o edificio puede escucharse la sonoridad de sus ritmos, de modo que no es posible imaginarla sin sus rumbas, su trova, su alegría y sus congas. Cuna del son, la guaracha y el bolero, Santiago es una ciudad de músicos que ha cultivado y cuidado en su seno los más diversos géneros de la melodía, desde el sobrecogedor sonido de la corneta china al cuero del tambor o el lamento tierno del violín. ¡Ay, qué sería de la conga y la trova sin Santiago!

chica de Compay Segundo

No visitará una ciudad donde las puertas y ventanas de las casas se abran con más rapidez, haciendo que el visitante nunca se sienta extranjero. Santiago sigue guardando misteriosa ese encanto de ciudad que parece que no duerme y que no deja de sorprender, aun cuando, como ya dijo el poeta Manuel Navarro Luna: “Es Santiago de Cuba. ¡No os asombréis de nada!”.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario