Ruta por los palacios renacentistas de Vitoria-Gasteiz

0
839
views

En el siglo XVI la nobleza descubrió una ciudad renaciente, centro del comercio al trasladar sus castillos en el campo a palacios en las calles góticas de la colina de Gasteiz.

Vitoria Gasteiz logo  1 - Ruta por los palacios renacentistas de Vitoria-Gasteiz

Dentro de las murallas de la ciudad se respiraba libertad. La comunicación, fruto de la convivencia ente los ciudadanos, provocaba riqueza, intercambio y cultura. El mercado era un gran mosaico de gentes, mercancías, olores y colores. Los juglares, artesanos, clérigos y soldados se mezclaban espontáneamente al abrigo de esa nueva ciudad dominada por las iglesias y palacios. Los monasterios se asentaban extramuros a modo de pequeños satélites de esa Vitoria-Gasteiz renacentista. Llegaron Reyes, Papas y extranjeros ilustres.

Hoy, paseando por el corazón de la almendra de la ciudad, se puede recorrer  una ruta que nos lleva cientos de años atrás. Los palacios son la huella de ese tiempo que ahora vamos a redescubrir. Han desaparecido  cuatro conventos y un hospital de esa época esplendorosa, pero el trazado urbano medieval está intacto. Sobre esta trama de indudable belleza todavía se puede disfrutar de un conjunto de gran valor artístico.

Palacio de Montehermoso

Construido por Hortuño Ibáñez de Aguirre y su esposa María Esquivel en 1522. Lo erigieron como convento y luego decidieron destinarlo a residencia familiar, quizás por la belleza de su emplazamiento dominando el poniente.

El 11 de noviembre de 1679 la reina María Luisa de Orleans, esposa de Carlos II, asistió en el palacio a la representación de la comedia “El Jardín de Farelina” y después hubo fuegos artificiales que la reina vio desde la ventana del segundo piso que da a la calle Santa María.

En 1808 José Bonaparte fija la corte en Vitoria, que pasó a ser, en ese momento, la capital del Reino. El rey francés alababa el edificio, decorado al estilo de los hoteles franceses de finales del siglo XVIII, sorprendiéndole mucho la existencia en él de una estupenda biblioteca y un precioso jardín, cosas, según él, difíciles de encontrar en España. José se enamoró de la marquesa, que con 24 años de edad hablaba francés, italiano, tocaba la guitarra y pintaba miniaturas. Cuántos atardeceres habrán contemplado los amantes desde las bonitas ventanas que miran a poniente. Convivieron plácidamente casi dos meses, hasta el 9 de noviembre de 1808.

El 21 de junio de 1813, tras la batalla de Vitoria, el palacio  sirvió de alojamiento al triunfante general inglés Duque de Wellington. En 1887 el arquitecto Fausto Iñiguez de Betolaza lo transformó para destinarlo a sede episcopal. Actualmente es un centro cultural rehabilitado por los arquitectos Ercilla, Campo y Bueno.

PALACIO DE MONTEHERMOSO 1 - Ruta por los palacios renacentistas de Vitoria-Gasteiz

Escoriaza Esquivel

Uno de los edificios más bellos del Renacimiento vasco. Es muy interesante la gradación de espacios, desde la plaza pública, frente a la espectacular fachada; el palacio en torno a un patio y el jardín interior como rincón más íntimo.

Se construyó en 1541 por orden de Fernán López de Escoriaza, médico del rey Enrique VIII. El galeno vitoriano viajó a la corte inglesa como médico de Catalina de Aragón, primera esposa del famoso rey. Incluso llegó a ser el médico particular del emperador Carlos V.

Esta carrera brillante comenzó cuando Inglaterra mandó diez mil soldados para atacar Francia, quienes durante la espera enfermaron de disentería, llegando a perecer más de 1.500. Fueron las buenas artes de este doctor las que lo llevaron a ser recomendado para viajar a Inglaterra con Catalina de Aragón. Allí, el mismísimo Enrique VIII quedó tan complacido con este físico que lo encumbró a una conspicua carrera en Inglaterra. Co-fundó el colegio de médicos de  Londres en 1518 y fue un importante personaje en la Universidad de Oxford.

Tras la caída en desgracia de la reina, sirvió de correo (más bien espía) entre ambas coronas, pero ante el riesgo de ser descubierto escapó a España, donde entró al servicio del emperador Carlos, cargo que ocupó hasta su muerte. La construcción del palacio duró desde 1540 hasta 1550. Nunca llegó a residir en él, pues murió en Madrid en 1542.

ESCORIAZA ESQUIVEL 1 - Ruta por los palacios renacentistas de Vitoria-Gasteiz

Villa Suso

Su nombre significa “casa de arriba” y fue mandado construir en 1539 por Martín de Salinas, embajador de Carlos V.

En la fachada renacentista que forma parte de la plaza del Machete destaca la logia que mira hacia el sur. Quizás esta logia fue precursora de los pórticos de Los Arquillos, que también se dirigen hacia esa orientación.

La disposición del palacio de Villa Suso articula la muralla primitiva de Vitoria con la plaza del Machete y salva a modo de contrafuerte el desnivel con la parte superior de la colina. En la trasera del palacio y accediendo desde la calle de Fray Zacarías Martínez se accede a la rehabilitación de la primera muralla de Vitoria-Gasteiz, donde se reproduce su dimensión original con madera de cedro. Es posible acceder a la torre de vigía y contemplar la visión del horizonte de un soldado en el año 1200.

También se aprecia el gran nevero donde se almacenaba la nieve durante el invierno y que, convenientemente aislada, aguantaba todo el año con el fin de refrescar y conservar los alimentos. Un ejemplo muy bueno de sostenibilidad ya que se refrigera de forma muy natural y sin producir nada de CO2.

VILLA SUSO 1 - Ruta por los palacios renacentistas de Vitoria-Gasteiz

Bendaña

El palacio Bendaña se edificó originalmente en 1525 por Juan López de Arrieta sobre la casa fuerte de los Maestu. Destaca el contraste entre su fachada exterior cerrada, con elementos  góticos, y la fachada interior,  con una arquitectura claramente renacentista reflejada en sus arcadas de arcos de medio punto abiertas hacia el patio.

Fruto de una rehabilitación de los arquitectos Catón, Lasagabaster y Garbizu, alberga actualmente el Museo Fournier de Naipes, uno de los mejores del mundo en su género. Recientemente se ha inaugurado el nuevo Museo de Arqueología BiBat, obra del arquitecto Mangado. Este moderno edificio recubierto de bronce completa el patio de Bendaña y absorbe el desnivel entre las calles Cuchillería y Pintorería, conformando un conjunto museístico de gran belleza y con unos contenidos muy interesantes. Cabe destacar el armonioso diálogo de la arquitectura moderna con el palacio renacentista.

demoimage3 - Ruta por los palacios renacentistas de Vitoria-Gasteiz

Otros palacios relevantes 

ALAMEDA. Levantado en 1735 por el primer Marqués Bartolomé Ortiz de Urbina. Tiene un estilo más barroco y un precioso escudo de armas en esquina.

ÁLAVA VELASCO. Construido en el siglo XVII por Francisco Carlos de Álava Arista. Los últimos dueños fueron los Velasco, herederos del fundador.

GOBEO-CAICEDO. Construido en 1670 por Miguel Gobeo y Teresa Caicedo, es un buen ejemplo de barroco herreriano. Destaca su gran alero.

GOBEO-LANDAZURI. Palacio de finales del XVI. Destaca su fachada de ladrillo y su balcón rompiendo la esquina, haciendo un gesto hacia el antiguo edificio del Portalón.

LANDAZURI. Construido en 1665. También llamado de la aduana, ya que fue sede de la Aduana de Mercancías hasta que esta desapareció en 1841.Tiene un bonito escudo de armas.

MATURANA VERASTEGUI. Construido a mediados del siglo XVI por el canónigo Antonio Sáez de Maturana. Ubicado en esquina con un cantón, como la mayoría de las casas nobles y palacios.

TORRE DE DOÑA OTXANDA. Catalina de Álava y Andrés Martínez de Iruña abandonaron su dominio de Badaya y se fueron a vivir a la ciudad. Restauraron una antigua torre de la muralla y le dieron el nombre de su hija, Otxanda. Actualmente alberga el Museo de Ciencias Naturales.

TORRE DE LOS ANDA. Construida  en el siglo XV sobre unas antiguas ruinas, es uno de los edificios más antiguos de la ciudad. Destaca el cuerpo saledizo sobre jabalcones de madera que se erige sobre un potente basamento de mampostería.

CASA DEL CORDÓN. Magnífico ejemplo de arquitectura civil de la época medieval compuesto por una torre del siglo XIII y un palacio que la rodea. Destaca la fachada con un cordón franciscano labrado en piedra. En esta casa se alojaron los Reyes Católicos y Felipe I.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here