Libros para el viajero: “De ejecutivo a trotamundos”

Hay veces en que uno abre la tapa de un libro y, poco a poco y según sus páginas van apilándose, lo que se encuentra dentro son varios libros. Este es un ejemplo de ese regalo y esa sorpresa no demasiado habituales. La reseña de un libro escrito por Francisco Po Egea.

Reseña escrita por Oscar Blanco

Se plantea en principio como el relato de los viajes de su protagonista por las vastas tierras de Asia, tierras que ha recorrido a lo largo de más de 40 años y por tanto conoce bien. El Himalaya, Nepal, la India…lugares de resonancias míticas que consigue describir y narrar con un estilo sencillo y cautivador, plagado de finos detalles de observación que consiguen trasladarnos a esos lugares – ¿no es ese uno de los objetivos, uno de los logros máximos de todo libro de viajes? -, espolvoreado aquí y allá de breves pero certeras reflexiones (muy buena aquella sobre misticismo versus ritualismo en el país de Gandhi) y de un discreto aliento poético que nunca empalaga.

Pero, gracias a la anécdota principal del libro en torno a la cual se vertebra todo él, la acción gira pronto hacia los terrenos de la aventura. En el Nanda Devi, la segunda montaña más alta de la India, el autor se encontrará a un alpinista moribundo al que salvará la vida. Allí, a una altura de 4.000 metros y en medio de condiciones muy adversas, se desarrolla una estupenda historia de compañerismo y supervivencia de la que no está excluido uno de los factores que conforman toda verdadera aventura: la posibilidad de la muerte.

El interés de la historia decae levemente cuando se aleja del viaje y la aventura y bascula demasiado, por ejemplo, hacia el relato, excesivamente prolijo para quien esto escribe, de las idas y venidas del autor con Úrsula, uno de los grandes amores de su vida. Pero claro, este es también un libro de memorias. Memorias de alguien que ha vivido, que ha amado y que ha disfrutado intensamente. Aquí aparecen, por cierto, muestras de un sutil talento para el erotismo que no hace sino enriquecer, una vez más y con una nueva capa, el resultado final. Alguien dijo una vez que la nostalgia es el único sentimiento que piensa, y bien lo hubiera podido decir tras leer este libro, porque la lucidez en el recuerdo es una constante en sus páginas.

Finalmente, un nuevo libro aparece ante nosotros, el de una literatura de inspiración que sirve de ejemplo vital, el de alguien que quemó las naves de su acomodada vida de alto ejecutivo internacional para buscar otra cosa, para buscarse a sí mismo y conquistar la máxima del poeta clásico (“Llega a ser quien realmente eres”), en esta hermosa y muy entretenida crónica, no exenta de tragedia y de esperanza, de sus aventuras, desvelos y plenitudes por los caminos de Asia y de la vida.

Entradas relacionadas

Un comentario sobre «Libros para el viajero: “De ejecutivo a trotamundos”»

  1. Andres

    Muy buen libro. Ahora la segunda edicion se tirula: “De ejecutivo a trotamundos”. Amores y tragedias de Paris al Himalaya.

Deja tu comentario