Un establecimiento con más de un siglo de historias que contar

0
31
views
El 1 de enero de 1910 el Hotel Alhambra Palace abre sus puertas al público junto al monumento más emblemático de Granada. Empieza entonces la andadura de un hotel, hoy centenario, que verá pasar a ilustres personajes como Federico García Lorca o Manuel de Falla, que se convertirá en hospital de campaña durante la Guerra Civil y que, más tarde, volverá a florecer llegando a ser uno de los mayores referentes del turismo de lujo en Andalucía y España.

image001 - Un establecimiento con más de un siglo de historias que contar

Las copas de cristal brillaban a medida que el sonido centelleante del cava emergía de la botella que las llenaba. Las luces, tenues, la música, alta. Vestidos largos y trajes de gala para despedir una década. Y, finalmente, tras el brindis y acompañado de las tradicionales uvas, el sonido de las campanadas anunciaba algo más que la llegada del nuevo año. Al día siguiente, el Hotel Alhambra Palace abría sus puertas.

DUQUE DE SAN PEDRO DE GALATINO - Un establecimiento con más de un siglo de historias que contar

El 1 de enero de 1910 el rey Alfonso XIII inauguraba el emblemático establecimiento en la Colina de Peña Partida, en la ciudadela de la Alhambra. Una iniciativa del Duque de San Pedro de Galatino y parte del legado que dejó en Granada a principios del siglo XX. Con la perspectiva de un auténtico visionario, el aristócrata vaticinó el potencial de una industria todavía incipiente, el turismo, por el que apostó invirtiendo sus propios recursos.

 

Inequívocamente convencido de que la Alhambra y Sierra Nevada se convertirían en los principales motores de la ciudad, a este noble granadino se le debe también la construcción del Hotel del Duque, en Sierra Nevada, al que dotó no solo de su propia central eléctrica, sino también de un tranvía que lo conectaba con la ciudad.

 

Bajo su gestión, el Hotel Alhambra Palace llegó a convertirse en uno de los puntos de encuentro más reconocidos para la cultura y la sociedad granadina, en buena parte debido a su casino y a su teatro-cinematógrafo, que promovieron a dotar de vida el ambiente nocturno y diario de Granada. Este último espacio vio pasar a ilustres personalidades como Manuel de Falla, José María Rodríguez-Acosta o Ángel Barrios, entre tantos otros. De hecho, fue allí donde un jovencísimo Federico García Lorca presentó, allá por 1922, el mítico Concurso del Cante Jondo, que sentaría las bases para el actual culto al flamenco.

 

Con la llegada de Primo de Rivera al poder, quien prohibió el juego, el Duque se vio obligado a cerrar el casino del hotel, su principal fuente de ingresos. Tras declarar persona non grata al General, mantuvo el establecimiento hasta principios de los años 30, cuando llegó a un acuerdo con la cadena Husa, especializada en entonces en hoteles de lujo en España, y unos años más tarde, el aristócrata falleció.

Al estallar la Guerra Civil, la Duquesa viuda dona el Hotel Alhambra Palace, sin inventario ni formalidades, a las fuerzas militares y este pasa a convertirse en hospital de campaña durante los tres años que dura la contienda. De esta forma, el edificio, cuyas azoteas llegaron a lucir grandes cruces pintadas de color rojo, logró eludir los bombardeos aéreos, y en el año 1942, abriría de nuevo reconvertido en hotel. A partir de este momento, comienza el inicio de su transformación en el icónico alojamiento que conocemos en nuestros días y en todo un referente del turismo de lujo en Andalucía y España. Desde entonces, destacados miembros de la realeza mundial, presidentes del Gobierno y representantes diplomáticos de diversos países, así como reconocidos artistas, actores de Hollywood y deportistas han escogido el establecimiento como su lugar de descanso en Granada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here