Holanda en un pispás, vive la ciudad de los tulipanes

0
476
views

Ámsterdam, Rotterdam, Utrech, La Haya, Eindhoven, Delf… ¿Por qué conformarte con una si puedes conocerlas todas? Deja el mando en casa y apúntate al zapping también en tus viajes.

Holanda destinos baratos para viajar 1 - Holanda en un pispás, vive la ciudad de los tulipanes

Te mueres de ganas por conocer el país de los tulipanes pero no eres capaz de decidirte por una ciudad. ¿Aún no conoces el cityzapping? La estupenda y amplia red de ferrocarril holandés (NS) te permite ir de una ciudad a otra en un santiamén. Es fácil, cómodo y la mejor forma de recorrer Holanda. ¡Viajeros al tren!

holanda paisaje tulipanes 1 - Holanda en un pispás, vive la ciudad de los tulipanes

Elegimos Ámsterdam como punto de partida. Acogedora, abierta, dinámica… Lo tiene todo para ir abriendo boca, y si tienes la gran suerte de ir con buen tiempo te fascinará el ambiente de sus canales y terrazas. Si no eres de los de andar, coge algún  tranvía. El nº 5 pasa por todo el centro y te deja muy cerca del Museo Van Gogh, una de las visitas obligadas. Para empaparte de la ciudad lo mejor es recorrerla a pie, admirando las bellas fachadas (en forma de cuello, campana o escalera). Abre bien los ojos porque no tienen desperdicio. El bohemio barrio del Jordaan, entre los canales Prinsengracht, Lijnbaansgracht y Looiersgracht, es popular por sus animados bares, restaurantes y tiendas extravagantes, y esconde secretillos como los hofjes (coquetos patios interiores). Como curiosidad, muy cerquita están las calles Onde Nienwstraat y Korte Kolksteeg, una versión en miniatura del famoso Barrio Rojo, que, por cierto, ya no es lo que era. La profesión más antigua del mundo se sigue practicando, pero ahora están reconvirtiendo los locales en espacios de arte. Si te gustan las flores, pásate por el mercado. ¡Hay miles!

amsterdam destinos 1 - Holanda en un pispás, vive la ciudad de los tulipanes

De vuelta en la Estación Central tomamos el tren rumbo a Utrecht (30’). Si te gusta Ámsterdam, adorarás esta ciudad porque es como su hermana pequeña. Tiene 2.000 años de antigüedad y un casco antiguo que conserva casas del s. XVII, así como numerosas iglesias históricas (muy agradable es el claustro de Pandhof Domkerk) y museos (como el Catharijneconvent). Sus canales pueden recorrerse en patín de agua o en piragua, o puedes darte el lujo de hacerlo en una auténtica góndola veneciana (desde 50 € la media hora). Otra particularidad de Utrecht es que es la única ciudad de toda Holanda con bares a pie de los canales, ideales para tomar algo en verano ¡y junto al agua! Las tiendas, boutiques y galerías de las calles Steenweg, Oudegracht, Servetstraat, Wed, Zadelstraat, Lijnmarkt, Vismarkt, Lichtegaard y Donkeregaard son otro buen reclamo, al igual que el enorme centro comercial Hoog Catherijne, en la misma estación de tren. En la última planta de los grandes almacenes V&D hay un mercado-restaurante muy particular en el que te preparan para comer lo que tú mismo eliges en los puestos; puedes sentarte en la  terraza de la azotea, que ofrece unas vistas magníficas de la conocida torre Dom, orgullo y  símbolo de la ciudad.

utrech destinos 1 - Holanda en un pispás, vive la ciudad de los tulipanes

Siguiente parada, Eindhoven, la “ciudad de la luz”. Aunque es una de las ciudades más antiguas de Holanda, no esperes encontrar un fabuloso casco viejo porque no lo hay. Tras los bombardeos de la II Guerra Mundial la ciudad quedó totalmente arrasada, de ahí que la mayoría de sus edificios son construcciones modernas. No obstante, el resultado final coexiste perfectamente con los restos del patrimonio industrial en una mezcla de viejo, nuevo y diseño.  Si por algo es conocida la ciudad, además de por su club de fútbol, es por ser sede de la famosa casa Philips, de la que se conserva intacto el edificio original en el que se hacían las famosas bombillas (The White Lady). En la misma manzana está la famosa Design Academy, y en frente la torre De Admirant, uno de los dos edificios más altos de la ciudad (el otro es la Torre Vesteda, un edificio de apartamentos super exclusivo con alquileres que van desde los 2.500 hasta los 5.000 €).Market Square es un buen punto de partida para iniciar la visita a la ciudad y, por qué no, para ponerle cara a uno de los Philips. Las fachadas de sus establecimientos te animarán a tomarte una cerveza holandesa (Bavaria), y si es martes podrás hacer algunas compras porque en esta plaza es donde se pone el mercado. Muy cerca está Catharinaplein, presidida por la iglesia del mismo nombre. Entre esta plaza y la anterior están la principal calle comercial (Rechtestraat) y la Stratum, con más de 50 bares. Para estar a la última en diseño hay que pasarse por el Designhuis (Stadhuisplein; entrada 5€). Sus exposiciones se renuevan cada 8/10 semanas así que siempre hay algo nuevo que ver, y siempre sorprendente. En octubre la ciudad celebra la Semana del Diseño, con muestras de proyectos y un mercado donde se pueden comprar obras.

Eindhoven destinos 1 - Holanda en un pispás, vive la ciudad de los tulipanes

De Eindhoven a La Haya, la ciudad de los palacios y las avenidas, de las embajadas y los ministerios. Es la capital administrativa del país y una buena ciudad para el shopping, con más tiendas por metro cuadrado que cualquier otra ciudad en Holanda. La zona comercial de Haagsche Bluf es de lo más chic y no te extrañes si reconoces sus fachas porque todos los edificios son réplicas de otros dispersos por el país. No dejes de acercarte al Museo Mauritshuis. Sólo por ver el edificio merece la pena entrar: paredes, techos y la misma balaustrada son impresionantes. Por supuesto, lo importante son las obras expuestas, entre ellas Lección de anatomía, de Rembrandt, y La joven de la perla, de Vermeer. Otro museo interesante es el de Escher (Lange Voorhoust). Y para disfrutar al aire libre acércate a Haagse Bosch (Bosque de La Haya), donde cervatillos y conejos corretean ante los ojos ensimismados del forastero.

la haya holanda 1 - Holanda en un pispás, vive la ciudad de los tulipanes

Vuelta al tren, esta vez en dirección a la coqueta Delf. En 10’estamos en una ciudad irreal, de cuento de hadas. Es la ciudad natal de Johannes Vermeer y una de las mejor conservadas del país. Hay que visitar la Real Fábrica de Porcelana, la única original que permanece del s. XVII, con verdaderos artesanos que siguen pintando a mano, y el Centro Vermeer, parada interesante para los amantes de la pintura. Al lado está la Plaza del Mercado, corazón del Delf histórico, donde se levantan la iglesia nueva y el ayuntamiento. De la iglesia vieja llama la atención su torre inclinada y la enorme campana del S.XVI, tan pesada que sólo se utiliza en ocasiones señaladas.

delf destinos 1 - Holanda en un pispás, vive la ciudad de los tulipanes

Nuestra última parada es Rótterdam, tercer puerto del mundo por detrás de Singapur y Shangai. El río Mosa la divide en dos, dejando al sur los únicos edificios que quedan de lo que era la ciudad antes de los bombardeos. Todo lo demás es nuevo. La ciudad respira arquitectura por todas partes, desde la moderna Theater Square, cuya estética industrial y metálica nos recuerda a un puerto, pasando por  el puente Erasmus, conocido como “El Cisne”, las casas cúbicas de la zona de Blaak o el rojo Willemsbrug, antiguo icono de la ciudad. Las zonas comerciales también son abundantes. Podemos empezar en Lijnbaan y Korte Lijnbaan y llegar hasta el cercano Beurstraverse,  una conexión subterránea  entre las dos partes del Coolsingel que ofrece la colección continuada de tiendas más grande de Europa. Sin ser especialmente bonito, merece la pena hacer un crucero turístico por el puerto, aunque sólo sea para hacernos una idea de su magnitud: 33 km de distancia y 80 km de muelles.

Rotterdam destinos 1 - Holanda en un pispás, vive la ciudad de los tulipanes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here