Gobierno propone prohibir vuelos que se hagan en tren en 2,5 horas

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, presentó el pasado jueves El Plan España 2050. Este recoge la recomendación de prohibir los vuelos en aquellos trayectos que se puedan realizar en tren en menos de dos horas y media, con el objetivo de reducir el impacto ambiental del transporte aéreo.

tren

“Una España más eficiente, digital, verde y justa. Ese es nuestro proyecto de país y es posible alcanzarlo. La estrategia que presentamos recoge 50 objetivos, en torno a 9 desafíos, que debemos alcanzar para consolidarnos como uno de los países más avanzados de Europa”, señaló Sánchez.

Esta no es la única medida del Gobierno en aras de desincentivar este medio de transporte y que se apueste por otros más sostenibles. Precisamente, en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia remitido a la Comisión Europea, el Ejecutivo planteó la propuesta de “revisar la fiscalidad del sector aéreo para actuar sobre las emisiones de esos sectores”. Asunto que ya ha criticado duramente el sector turístico.

La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) denunció que las propuestas son “irresponsables, anticompetitivas y dañinas para todos los destinos turísticos españoles”.

En el documento presentado por Sánchez hay un diagnóstico de la situación social y económica de España y se detallan las propuestas para alcanzar una estrategia nacional con la vista puesta en 2050. “El plan recoge 50 objetivos para nueve desafíos de país”, entre ellos promover el uso de energías verdes, apuntó.

Concretamente en el transporte aéreo, el documento prevé la introducción de una tasa de viajero frecuente o el establecimiento de impuestos sobre los billetes de avión según la cercanía del destino. Con ello pretenden limitar sus externalidades negativas y aproximar su tratamiento fiscal al de otros medios de transporte. Además, los expertos abogan por prohibir los vuelos de aquellos trayectos que puedan realizarse en tren en menos de dos horas y media.

La prohibición, por ejemplo, no afectaría al puente aéreo entre Madrid y Barcelona. En la actualidad, este trayecto se puede realizar en Alta Velocidad (AVE) en dos horas y media o más (dependiendo del billete elegido). Tampoco afectaría a los trayectos entre las ciudades de Madrid y Málaga o Madrid y Sevilla, pero sí lo haría a los viajes que se desarrollen entre Madrid y Valencia, puesto que ese trayecto en la actualidad se puede realizar en menos de dos horas en un tren AVE.

Además, el plan plantea ajustar la fiscalidad del transporte por carretera al uso real del vehículo, abordando la totalidad de impactos negativos generados y asegurando una mayor coherencia entre el tipo de vehículo adquirido y las necesidades del servicio.

Entre tanto, los hoteleros ya alertaron que “es un error plantear iniciativas como estas en plena pandemia” y advirtieron que prolongarán la crisis en España y la difícil situación en la cual se encuentran los trabajadores y empresarios turísticos.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario